ZZ…Continúo aun hoy en día, escuchando buen Rock and Roll y con la misma idea de cambiar el mundo…ZZ

viernes, mayo 15, 2015

The Carlos Zerpa Show

15 DE MAYO 2015 - 12:01 AM

The Carlos Zerpa Show

Por: Santiago Zerpa

“Quietud: los cantos de la cigarra penetran en las rocas” Matsuo Basho

Lo primero que ves al entrar a la exposición son dientes. Muelas y colmillos que van cubriendo una figura erguida sobre su propia serenidad. Cuernos de buey que contrastan entre tantos matices de blanco, beige y amarillo que adornaban anteriores bocas. Ojos profundos y llenos de mensajes. Ojos llenos de quietud. Así es Mola el Minotauro, una de las obras principales de la última muestra del artista NO convencional Carlos Zerpa. Pero así también son el resto de sus esculturas, de sus cuadros, instalaciones. Todo su arte está bañado con una quietud desgarradora, como el de las aguas que se retraen antes del maremoto, que anuncian lo inevitable, lo irreversible. Así, también, es él.
Crecí rodeado de esqueletos, monstruos, luchadores mexicanos, dinosaurios, tigres y boxeadores. Oyendo a Frank Zappa, a Los Rolling Stones, a David Bowie o a Tom Zé. Admirando al conde Drácula y al Hombre Lobo como auténticos héroes, y también entendiendo que las calaveras no son más que lo que tenemos todos debajo de la piel que nos cubre la cara. Desde muy temprano me extrañaba que aquello que a los demás les causaba miedo, asco o espanto para mí eran cosas del día a día. De una forma u otra, el universo de mi padre se transmitió a través de las largas horas que pasaba acompañándolo en su taller. Yo dibujando con colores sobre un cuaderno, él lanzando rápidas pinceladas sobre un cuadro de Tarzán luchando contra cocodrilos. A veces no era Tarzán, sino San Jorge contra el dragón, pero era un manera quizás más bíblica de pintar lo mismo. A mi padre nunca le interesó la diferenciación entre el bien y el mal, y dudo mucho que eso haya cambiado recientemente. Le interesa, eso sí, entender que el bien y el mal existen, o mejor dicho, que coexisten en un mismo universo. Comprender que todos tenemos un poco de ambos y que el arte reside en mantenerlos en equilibrio. Quizás es una idea muy parecida al núcleo del Paraíso Perdido de John Milton, pero cuando lo ves pintando, esculpiendo, pegando infinidad de objetos sobre el rostro de un maniquí… no te quedan dudas. La dualidad existe en toda su obra, tanto en colores, como técnica, como en los intereses que lo motivan a crear. De esa manera es que pueden entrelazarse una Marilyn Monroe al más puro estilo Pop Art de Andy Warhol con la escultura de un niño a gatas, todo de blanco y con máscara aborigen de Tigre, casi tan místico como el mismo minotauro de muelas, o la torre de cabezas grises de la que sobresale, en la cima, la única fluorescente. Pero a la vez, el misticismo y el Pop se unen con lokitsch, con el imaginario popular y las tendencias contemporáneas, con el video, con la sensación pegajosa de estar dentro de cuatro paredes donde ocurren muchas cosas. Hay muchos colores chillones pero también abunda el blanco. Hay mucha iconografía musical tratada desde una reinterpretación del significado Pop, pero a la vez hay mucho misterio en aquellos rostros casi celtas de Mick Jagger o Keith Richards. ¿O acaso la figura del niño con franela de los Rolling Stones, que se alza blanco, inmaculado, no es una reinterpretación casi onírica de una escultura clásica de mármol? ¿No es también una traducción conceptual del imaginario del artista? Y sin embargo conviven en una sola pieza, y en un mismo universo que protege al resto de la exposición. De esa forma, a través de las diferentes obras vamos cruzando un sendero lleno de recovecos. Descubrimos diferentes tonalidades que se apisonan unas sobre otras en tan solo un rostro, o pequeñas cabezas de Buddah que se esconden entre las muelas del minotauro, o descubrimos bondad en los ojos de la verde y decapitada cabeza donde retoña un árbol, o nos perdemos entre las estrellas plateadas que adornan las botas de un drogado Joe Cocker. Hay mensajes sobre mensajes sobre mensajes. Pero para poder asimilar tanta información es necesario tomarse una pausa. Es curioso que la dualidad de las obras también se refleja a través de los sentidos. Aunque uno se detiene ante imágenes soberbias, no se inquieta. De cierta forma se ha logrado un equilibrio, uno observa los cuadros, las esculturas, y lo invade la quietud. Por más que uno razone que está ante un monstruo compuesto de miles de muelas humanas, por más que te de asco, te detienes a contemplarlo. Descubres la templanza inherente de las obras y el infinito esfuerzo y sabiduría que el artista les dejó plasmada mientras las creaba. La excesiva información entra por tus poros, y luego, ya en tu casa, te descubres pensando en aquello que presenciaste hace tan solo pocas horas. Las obras de The Carlos Zerpa Show pueden parecer un paso más en su profesión como artista, pero abarcan otro espacio. Son cuadros, esculturas y ensamblajes profundamente planificados desde su astucia, desde su concepción de la vida y de su madurez. Hay conocimiento en técnica y en ideología. Hay un niño que juega, pero también un viejo sabio. La dualidad existencial se desborda desde la esencia misma de cada una de las piezas, y terminas viendo fragmentos de su alma. Fragmentos que, a su vez, funcionan como espejos. Mi padre, de cierta forma, siempre hace la misma pieza cada vez: portales. Y se ha vuelto muy bueno haciéndolos. Quizás por eso es que escribo por primera vez de su arte, porque es también la primera vez que no asisto en físico a una de sus exposiciones. Sin embargo, basta con verla a través de fotografías para que los portales se activen. Y sin importarme la objetividad, termino admirando a mi padre desde la distancia como lo que es: un gran artista.
 Texto basado en la exposición The Carlos Zerpa Show, inaugurada el domingo 3 de mayo de 2015 en la Galería D’Museo, en el Centro de Arte Los Galpones de Los Chorros, Caracas, Venezuela. 

viernes, mayo 08, 2015

El eterno irreverente


CARLOS ZERPA

El eterno irreverente

MARIA LAURA LOMBARDI

Hoy  domingo, a las once de la mañana, en la Galería D Museo  se inaugura “El show de Carlos Zerpa” .Una de las inquietudes que asalta al artista sobre esta apertura,  es que sus invitados extraterrestres  le roben el show. Sin embargo asegura no tener  inconveniente en compartir  el protagonismo de una muestra que fue gestando por tres o cuatro años y  consta de 16 pinturas, 16 esculturas ( dos de gran formatos) y  dos instalaciones  . Además se proyectará un video; habrá un performance y música rock.

En la exposición de Carlos Zerpa es difícil establecer cuál de las obras es la más llamativa,   la más hermosa, la de mayor contenido, la más vigente o más retro, qué trabajo es original y cuál es una intervención de una obra clásica. Sobre la muestra que prosigue hasta el 14 de mayo, el artista refiere que mientras su anterior exposición recorría diversas ciudades de Venezuela,  se dedicó a crear en libertad, es decir,  sin pensar qué obra expondría ni a qué influencia respondería su trabajo.

-- Retomé el color – afirma Carlos Zerpa - y  me puse caprichosamente a reinterpretar carátulas de discos en vinil  que tenían un  significado para mí. Más tarde me metí  con una que  otra pintura de las que dejan huella  y empecé a re crearlas  a mi manera. De allí surgió la parte pictórica de esta muestra.

Las esculturas – continúa el artista- derivaron de  jugar con plastilina, con mi hijo.  Esta cosa me gustó tanto que decidí hacer  figuras más grandes usando  pastas acrílicas para modelar. Primero hice un ángel, un Ángel  Guardián de los Estudiantes, durante las protestas y  la guarimbas. Luego modelé otra figura que se pareció  mucho a mi papá en los últimos tiempos. Para mi sorpresa, las obras tuvieron una buena acogida por su frescura, y entonces las hice crecer. Empecé a hacer cabezas de tamaño natural y personajes de dos metros de alto
.
La vida y la trayectoria plástica de Carlos Zerpa está marcada  por el movimiento cultural, social y político que despertó en 1968. A la pregunta sobre que semejanza y divergencias encuentra sobre esa circunstancia y la actual,  Zerpa afirma: “ Las épocas cambian y uno con los años cambia también. En ese entonces yo tenía 18 años y quería comerme el mundo. Ahora soy más reflexivo, tengo un lenguaje aprendido. Felizmente  mi atrevimiento sigue igual  y eso me hace sentir joven espiritualmente.”

--El mundo tecnológico de hoy es avasallante – agrega el artista- al punto de que con una impresora 3D se puede hacer un corazón real tridimensional que puede inclusive ser implantado en un ser humano. Cosa que se lee y no se cree. Por otro lado permanece invariable la eterna historia del bien contra el mal y del hombre como el gran depredador y asesino de sus hermanos en las grandes guerras.

El artista eternamente inconforme, rescataría del 68 el movimiento hippie pacifista pero sólo en sus comienzos, puesto que luego se desvió y fue absorbido por el sistema. “Estaban personajes muy violentos como Los Panteras Negras y Martin Luther King  proponiendo y promoviendo el camino del amor. Igual lo hacía John Lennon.”- subraya


En cambio en la actualidad - contrapone Zerpa- si te pones a ver noticias, están matando a todos los cristianos. Están destruyendo  a los grandes monumentos escultórico de la  Humanidad. ¡ Qué locura¡ ¡ Cuánto fanatismo en la religión y también en la política! Cuando no hay confrontación de ideas y quieren imponer normas y comportamientos



¿Qué contenidos reflejan sus obras plásticas?

-- Realicé con muelas, una de las piezas clave de la exposición. Las  estuve  recolectando personalmente y por internet  por tres años. Intercambiaba las muelas por dibujos.  Reuní 2.500 dientes de personas vivas e hice con esas piezas un personaje muy bello, un ángel Mino-tauro. Empleé  la muela, uno de los pocos huesos humanos que están al descubierto, porque  sirven para masticar  pero también  para la dentellada y porque  una muela fuera de la boca, es el dolor que ya dejó de existir.

-
- Otra escultura de “ El show de Carlos Zerpa” -  es una niña  que tiene una cola larga de tigre. Ella  no es tigre pero al  verse la cola se pone la máscara de tigresa. Ella juega  a ser una niñita tigre. No hay que olvidar que el hombre tuvo cola antiguamente y el coxis es lo queda de esa extremidad que cayó por desuso.


¿Utiliza en sus esculturas  personajes de dibujos animados?


 Sí hay uno. Es una historia tomada de una película de animación del cineasta japonés Hayao Miyazaki titulada “El espíritu del bosque”. El personaje es un niño- venado que sale  del bosque . Lo curioso es que esa especie de santo de la historia  de ciencia ficción  también  forma parte  de creencias religiosas mejicanas y africanas..Hay una  cantidad de rituales dedicados al espíritu de los venados en religiones autóctonas.


¿Y qué puede decirnos de la figura que aparece en el afiche de la muestra?

-- Ese es un homenaje que le hago a los Rolling Stones  y a Mick Jagger que se suma a tres cuadros  inspirados en los discos del famoso conjunto de rock que también están en la muestra. Yo soy  fan de los Rolling Stones de toda la vida y cuando mi hijo era mucho más chico le regalé una franela con las bocas  estampadas de los ídolos. Entonces, hice la figura y el rostro del niño  en masa de acrílico,  busqué la franela entre la ropa de ayer que tenía en casa , se la puse y le colgué  en una oreja unos zarcillos que son como una suerte de contra de chiles rojos.

-- ¿Cómo comenzó su carrera de artista?

--Hace muchos años  cuando  comencé a hacer arte, pintaba afiches y carteles de las bandas de Rock que me interesaban. Allí estuvieron The Doors, Led Zeppelín, Frank Zappa; era un hobby que me fue apasionando más y más. Particularmente Frank Zappa , quién revolucionó  el mundo del rock de y la música contemporánea , cambió mi vida.  Fue el primer músico que fusionó rock con el folk y con el reggae y fusionó el rock con música clásica y creó música clásica y se metió en música electrónica. Fue pionero del tecno. Gracias a Frank Zappa  comencé a escuchar por primera vez a Carmina Burana, La Tosca y a  Rachmaninoff

--¿Cuando usted dice que tiene  plena libertad a la hora de crear  a qué se refiere?

-- A una toma de conciencia, a una libertad adquirida, a la única manera de   manera de hacer arte de verdad. No al gusto del cliente, no al gusto del galerista, no al gusto de la gente que va a ver la obra. Yo le presento una obra a los promotores y esa es la que va. Juntos haremos que funcione. Afortunadamente hay mucha gente que cree en mí y  me quiere bien.

--¿Hacia dónde va Venezuela, el arte contemporáneo y la su propia obra?

--Venezuela va a una reconstrucción en la cual  quiero participar. En este momento está pasando una cosa muy bonita  en el mundo. No hay una tendencia clara marcada en el arte.  Hoy en día todos estamos haciendo  muchas cosas extrañas que no tienen nada que ver  unas con  otras  y que tranquilamente pueden estar influidas por el cine y la literatura.  Mi obra se va a mover a Brasil, Miami, México y Nueva York  y yo espero, como lo hicieron, Matisse, Dalí y Picasso, pintar hasta los 90 años.


The Carlos Zerpa Show


The Carlos Zerpa Show
Santos Lopez


Detenerse y contemplar este giro que hace la obra de Carlos Zerpa es percibir ya un tono más reflexivo y compasivo en su trayectoria. Son cuadros y esculturas que sugieren una continuidad de su voz sostenidas en la búsqueda de la libertad y el riesgo creador. El reto de un artista como Zerpa no es resolver conflictos sociales o inquietudes filosóficas. Su motivación es ofrecernos su sensibilidad y su pensamiento para inducirnos una catarsis. Hablamos de compasión, un amor más elevado y compartido: el padre, el bosque, la infancia, el hambre de los pueblos, la creciente contaminación de la tierra, sin olvidar su temática recurrente de homenaje a The Rolling Stones, Zappa, Mattise, Goya, Hokusai, Velásquez, Duchamp y Warhol evidentemente, como un juego en diálogo de lo que es su vida; especie de transcreaciones -parafraseando al poeta Haroldo de Campos-: la migración de una imagen de un tiempo a otro, de un creador a otro para dar como resultado algo distinto; con lo cual queremos decir que toda migración de una imagen tiene su fundamento en el Arché y su naturaleza original y sincrónica. Al fin y al cabo, el artista plástico echa mano de un “lenguaje” visual con el cual crea y traduce el pensamiento que quiere comunicar.



Mola, El Minotauro

Arroja al suelo las primicias de tu bebida y comida
Tal como al correr, si el alimento falta,
Es fuerza aminorar esa carrera, Ellos dijeron.
Y la tierra te fue dada así
Para pisarla y sacar de ella algunos antepasados,
Corrígelos y que se vuelvan la gran boca del tiempo.
Ningún rey cruel, oh Señor, será peor carne que animal cazado
Y devorado
Y será una quimera la que se trague toda hambre.

-¿Lo creerás, Ariadna?, Dijo Mola. Aquel rey apenas se defendió.


Estos versos corresponden a una fábula muy particular de una región antigua, ya olvidada por los historiadores, levemente asomada por Heródoto, refiere esta historia muy particular:

Un pueblo vivía una gran hambruna.
El rey y su corte de comandantes y ministros ejercían el poder con una tiranía perversa que acaparaban todos los alimentos.
Los ancianos de aquel pueblo se reunieron para buscar una solución a  aquella penuria.
Se fueron al bosque donde estaban enterrados todos los que habían muerto por el hambre y comenzaron a cantar, taloneando la tierra, invocando una cura para aquella desgracia.
Del corazón de la tierra emergió Mola, el Minotauro, cuyo cuerpo estaba recubierto de muelas.
Mola lo primero que hizo fue comerse al rey y a su camarilla, y a continuación se comió también el hambre de aquel pueblo.

El arte ya no es simulacro de la creación, es creación misma. Sin complejo hacia la naturaleza divina, deviene por sí mismo en sagrado o espiritual.
Mola, como una quimera, tiene un impulso dinámico que afecta todo con lo que entra en contacto: nosotros mismos. Es activo como la masticación. Mola es una corporeidad a partir de la tierra, viene a masticar el Hambre, es decir, una injusticia; su virtud deriva de la tierra misma, que el decir popular registra con aquello de “la Tierra todo lo da y todo lo traga”, incluso a nosotros mismos.
Zerpa estuvo madurando y concibiendo esta pieza por más de tres años. Se tomó la libertad de ejecutarla con el símbolo de los dientes, que siempre está asimilado a la agresión como el primer impulso de la naturaleza cuando nace, y también alude a lo colectivo, las familias. Los molares son formas o ideas de la tierra. Mola es una realidad o verdad que proviene del inconsciente. La imagen de molares como una cubierta, un epidermis, podría molestar e incomodar a primera vista. Es como su primer velo misterioso. No nos previene que toda realidad del inconsciente es amarga, dolorosa. Sin embargo, Mola nos reserva un sentimiento de redención y equilibro que todo sacrificio conlleva. Es como un Saturno en nuestras vidas que se propone devorar algo, como el Asterión de Jorge Luis Borges, así El Mola de Zerpa.

Carlos Zerpa recrea desde lo profundo de sí este arquetipo, tal vez conmovido por una visión cercana que merodea nuestra realidad y se nos encima como una fatalidad. Sensible a su entorno, nos entrega una pieza que marcará un hito como un nuevo código de nuestra cultura. Al contrario de lo que significa el mito del Minotauro que el rey Minos escondía en su laberinto de Creta y que Teseo aniquila con la ayuda de Ariadna y otros espíritus. El Minotauro de Minos era una cruel criatura, antropófaga, que requería cada cierto tiempo el sacrificio de siete mujeres y siete hombres jóvenes. En cambio, el Mola de Zerpa es un protector justiciero, su mirada es compasiva. El gran poder que tiene para comerse el hambre misma es su virtud. Sus molares son piezas vivas que trituran una de las epidemias más crueles que viven hoy los pueblos que son vasallos de políticos corruptos y mediocres. Zerpa ha invocado su Mola para denunciar la una gran injusticia del hambre de los pueblos.

El universo pop de Carlos Zerpa

El universo pop de Carlos Zerpa

Mañana inaugura la exposición "El show" en la Galería D'Museo

imageRotate
| 1 | 2 | 3 |
MARÍA GABRIELA FERNÁNDEZ B. |  EL UNIVERSAL
domingo 3 de mayo de 2015  03:38 PM
La escultura blanca de un hombre con el torso y el rostro cubiertos por muelas recibe a los visitantes. Dos grandes cachos oscuros sobresalen de su cabeza y dan a esa imagen de dermis irregular la apariencia de un toro. El curioso personaje representa a un minotauro llamado Mola sobre el que, en su historia mitológica, se dice que masticó la injusticia de su pueblo hasta llevarlo a la felicidad.

Pero el artista Carlos Zerpa (Valencia, 1950) no sólo valora a la pieza por su potencial crítico o esperanzador. Por el contrario, la condición de ícono de la figura de este animal fue lo que, en primer momento, le despertó la curiosidad por su historia y lo que, luego, lo llevó a perpetuarlo como pieza de su nueva colección.

Mañana inaugura en la Galería D'Museo, del Centro de Arte Los Galpones, la exposición El show. En esta muestra, Zerpa reúne tres años de trabajo condensados en una selección de 12 pinturas, 16 esculturas, una instalación y un video, en los que, con su característico humor negro, plantea el valor pop de figuras religiosas y rinde un homenaje a las imágenes que marcaron su infancia y juventud. En la exhibición resalta un atrevimiento en el uso de materiales, como cabello con resina y los más de 2.500 dientes que cubren al minotauro, conseguidos a través de una campaña por las redes sociales.

De Mick Jagger a la virgen 

Con una trayectoria de 45 años dedicados al arte no convencional, Zerpa, un excéntrico creador amante del rock, colma la sala con imágenes en las que explora y rinde homenaje a las figuras de su imaginario. Entre constelaciones, abre las puertas hacia un universo de pinturas inspiradas en las portadas de discos de los Rolling Stones, con los rostros de dos de sus integrantes; o de Frank Zappa, con la representación de un mueble rojo. A esta serie se le suma una versión de la Marilyn Monroe de Andy Warhol, y una pieza a la que titulóCiber Madonna, en la que una virgen oscura aparece rodeada por elementos tecnológicos. Esta última pieza, a la que se refiere como "la más terrible", tiende el vínculo entre las pinturas que exhibe en las paredes y los volúmenes escultóricos que inundan la sala. En estos, el autor no sólo representa a Mola, sino también a otras imágenes místicas como un Espíritu del bosque, con cachos de venado y maracas; cabezas de animales y de hombres que "escuchan a la tierra"; y una virgen católica que, a su vez, carga a otra virgen.

-¿Cómo relaciona el elemento pop de los discos de bandas o fotos de artistas con las imágenes religiosas? 

-Una banda y una virgen pertenecen a la vez a la cultura popular y con ambos establezco vínculos con mi juventud. La realidad está llena de esto, cuando subes a una camioneta ves a un santo, a una referencia deportiva o musical, ¡tantas cosas juntas! En mi caso, estas imágenes traen a la contemporaneidad recuerdos e historias que he forjado donde lo religioso también es pop.

-¿Plantea al rock como una religión con este vínculo que crea? 

-Creo que el rock es una cultura importante para el mundo y para Latinoamérica, y así lo represento. Podría ser una religión, pero la verdad es que busco bandas que hayan tenido valor en mi juventud, y que aún la tengan para mí. Por eso llamé Show a la muestra, porque la disfruto como una fiesta de estrellas.

-¿Teme convertirse usted en una estrella, en un ícono pop a representar?

-Creo que ya se hizo tarde (risas) porque no soy un rockstar ni un líder religioso. Pero no le temo, sería divertidísimo.

Para la inauguración de la muestra en D'Museo, se espera "la llegada de una nave espacial y de dos personajes del espacio". Todo es posible en el universo de humor pop del artista Carlos Zerpa.



Las tremenduras kitsch de Carlos Zerpa

Las tremenduras kitsch de Carlos Zerpa

"No pienso validar la política cultural de este gobierno", dice Zerpa | Foto Manuel Sardá
"No pienso validar la política cultural de este gobierno", dice Zerpa | Foto Manuel Sardá
El montaje incluye más de treinta obras entre pinturas, instalaciones, ensamblajes, esculturas y video

La obra de Carlos Zerpa es un eterno juego. Sus travesuras suelen expresarse en diversos formatos, con el mismo espíritu conceptual que atraviesan todas sus creaciones.
El niño terrible de las artes plásticas presentará el domingo, a las 11:00 am, El show de Carlos Zerpa, una muestra impulsada por la estética kitsch que tomará la galería D’Museo del Centro de Arte Los Galpones.
El artista exhibirá 16 pinturas de gran formato, en las que interpreta carátulas de varios discos de vinilo como Some Girls y Tattoo You de The Rolling Stones. Es también su homenaje a figuras como Zappa, Mattise, Goya, Hokusai, Velásquez, Duchamp y Warhol.
“Este es un show, una reunión de superestrellas donde están Marilyn Monroe, Mick Jagger, Jean Michel Basquiat. Hay pinturas, esculturas, ensamblajes, instalaciones y video. Le doy mucha importancia al dibujo, a poner las cosas en primer plano. En la parte escultórica trabajo con el modelaje, todo muy tosco. Es bastante pretencioso, porque quiero que se entienda como una nueva propuesta”, indicó el creador.
El montaje incluye 16 obras tridimensionales, entre las que se incluye un minotauro que impresiona por uno de los materiales que empleó en el ensamblaje: 2.500 muelas del juicio. Una pieza formidable, de las más interesantes de toda la exposición. Se trata de un arquetipo de Mola, traído de la fábula del rey Minos, pero que Carlos Zerpa reinterpreta para darle un carácter distinto, positivo, que sirva como una figura protectora.
“Hace tres años escribí un mensaje por Facebook y Twitter pidiendo muelas humanas que utilizaría para una obra. La gente empezó a regalármelas y yo les daba a cambio un dibujo. Mi intención era trabajar con la connotación que tienen, ese significado de bendición, alivio, la muestra del dolor ausente”, recordó.  
De acuerdo con el escritor Santos López, que se encargó del texto que acompaña la muestra, Zerpa ha asumido un tono más reflexivo y compasivo en sus obras más recientes. “El Minotauro de Minos era una cruel criatura, antropófaga. En cambio, este Mola es un protector justiciero, su mirada es compasiva. El gran poder que tiene para comerse el hambre misma es su virtud. Sus molares son piezas vivas que trituran una de las epidemias más crueles que viven hoy los pueblos que son vasallos de políticos corruptos y mediocres”.
La escultura de una Virgen que sostiene a un pequeño niño, que a su vez sostiene una Virgen, es otra de las travesuras del artista. También hay una niña que gatea en el suelo con una máscara de gato y un rabo ensortijado que sale de su cóccix. A este juego lúdico se une la figura de un niño andrógino con zarcillos de roquero que lleva puesta una camiseta de los Stones. Una propuesta encantadora.
“Tengo un montón de obras en el taller. Para exponerlas necesitaría un museo. Lo que pasa es que ni ellos me van a invitar, ni yo aceptaría. No pienso validar la política cultural de este gobierno. Cuando esto pase, nos tocará a los artistas donar nuestras creaciones para reconstruir este país, porque la labor de los museos es tener piezas de todos los períodos y de este no tienen nada relevante”, manifestó.

El show de Carlos ZerpaGalería D’Museo, Centro de Arte Los Galpones, Los Chorros
Inauguración: domingo, 11:00 am
Entrada libre

domingo, marzo 29, 2015

"The CarlosZerpa Show" en Caracas



NUEVA Y DEFINITIVA FECHA 


para la inauguración de mi exposición... 
"The CarlosZerpa Show" 

Caracas el domingo TRES DE MAYO 
Los Galpones de Los Chorros
Galería D'Museo

16Pinturas de 150X150 cms c/u 16Esculturas, Instalaciones y 1Video

jueves, marzo 19, 2015

ANIMALES VENEZOLANOS


ANIMALES VENEZOLANOS
Carlos Zerpa

-Un pajaro venezolano llamado "querrequerre" que agarra unas arrecheras tan grandes que se revuelca en el piso y muere.
-Una mariposa venezolana bien grandota  de color casi negro, torpe al volar, que si te cae el polvo de sus alas en los ojos, te quedas ciego.
-Un pajarito venezolano sin cola que cuando lo ves te dicen: "pajarito sin cola, amapola, amapola" y te dan duro con los dedos en el cuello.
-Un pez venezolano que si te bañas desnudo en su río,  se te mete por el pene pa adentro y con las aletas te hace daño
-Un insecto venezolano llamado "Machaca" que si te pica, tienes que follar antes de 3 horas o si no te mueres.
-Un gusano Caterpillar venezolano llamado "Pollito" que es como de peluche amarillo
-Un insecto venezolano llamado "Piquijuye" que pica y huye. .. Lo conoces? Es como una hormiga amarilla con cabeza negra.
-Los pájaros con el pico abierto muy asombrados, al enterarse que habian peces, serpientes y ardillas voladoras..
-La Libélula arrechisima porque el Colibrí le copió su vuelo.
-Un sapo indignado pues sabe que el verdadero sapo es ese pájaro que grita: "Cristo fue"
-Los Loros fueron enjaulados porque hay un gavilán sobrevolando zona
-Mi loro (como muchos) se llamaba Lorenzo y después de vivir completamente en libertad, murió de tristeza enjaulado (como muchos)



jueves, febrero 19, 2015

En el arte reside la verdadera revolución

Diario La Calle


Carlos Zerpa : En el arte reside la verdadera revolución

Denis Miraldo/ Asomarnos a las obras de Carlos Zerpa es como mirar a través de ventanas a lo que es la sociedad actual: un collage de objetos que por sí mismos cuentan una historia, pero en su conjunto invitan a reflexionar sobre el caos cotidiano convertido en obra de arte, pero no para adornar, sino para hacernos reflexionar, para revelar la esencia oculta de la materia, para denunciar a una sociedad que pretende estandarizarnos, sin lograr su cometido por completo.
Nuestro entrevistado, rockero y amante de las artes marciales, forma parte de ese grupo de artistas que se alejan del arte tradicional para asumir un arte no convencional, conceptual y atrevido que incluye la nueva pintura, ensamblajes, instalaciones, performance art, video art, video instalaciones, arte sonoro y aquí Carlos pone pausa y cita directamente al gran Frank Zappa: “La subversión por la libertad total”.
Entre sus proyectos para este 2015 está una exposición en la Galería D Museo y otras para Nueva York y Buenos Aires, además de instalaciones en Tijuana-México y Brasil. También participará en ferias internacionales de arte y publicará su libro: “El Dragón Chino” – El catch as catch can en Venezuela.
P: ¿Por qué escogiste esa disciplina para expresarte?
R: Escogí hacer Arte NO Convencional, porque es una manera de ser irreverente dentro del Arte. Porque si no, sencillamente lo que estaría haciendo sería utilizar objetos o elementos para hacer un arte convencional. Claro, en el arte no basta la utilización de elementos no tradicionales, porque al final de cuentas lo que importa en la obra es el concepto y lo que se quiere decir. EL Arte, con “A” mayúscula es mi fe, es mi vida, es mi manera de ver el mundo… con él intento mostrar todo lo que me pasa por la cabeza, el otro lado de la luna, mostrar cosas del mundo invisible, es un hacer diario, como te dije es mi vida.
P: En tu criterio, ¿cuál es la función del arte?
R: Arte viene del Sanscrito y significa “HACER”. Entonces hay que hacer arte, trabajar duro día a día y sobre todo ATREVERSE, ser LIBRES… Eso hago. Quizás con la pretensión de crear conciencia, de abrir puertas mentales.“No me creo el cuento de las ideologías; ni el de la derecha ni el de la izquierda. En lo que creo ahora es en la poesía, en el arte; allí reside la verdadera revolución, la verdadera transformación y el cambio. El arte, en esencia, es espíritu”. No creo en el arte tibio, el arte tibio es de cobardes, o se es frio o se es caliente, a los tibios Dios los vomita.
P: ¿Cómo ves la situación de tu disciplina actualmente en el país?
R: El número de jóvenes trabajando en Arte NO Convencional es grande, eso me da alegría. Hay mucha gente joven haciendo cosas fabulosas y uno dice: ¡Qué voladura de sesos hay aquí! En este momento las imposiciones de galeristas, críticos, curadores, de crear "ismos" no existen y si existen, nadie les hace caso.

lunes, febrero 09, 2015

Denis Miraldo entrevista a Carlos Zerpa para el Diario La Calle.


Denis Miraldo entrevista a Carlos Zerpa para el Diario La Calle.

Hola Carlos.
Estoy coordinando la página de cultura del diario La Calle y comencé un ciclo de entrevistas a artistas, por lo que quisiera invitarte a participar.
Anexo el siguiente modelo de entrevista (página de cultura de los jueves). Lo hago de esta forma para facilitarme un poco las cosas.
Responde las preguntas y envíamela acompañada de tres buenas fotografías. Según tus respuestas te llamaría para una pregunta adicional de manera verbal, además de que podemos coordinar para hacerte una fotografía presencial. Un abrazo.
Denis Miraldo



Denis Miraldo -  ¿Cómo definirías tu trabajo artístico?
Carlos Zerpa - Como su nombre lo dice es Arte NO convencional, conceptual, es atrevimiento, Es un término que sirve para aproximarse a lo que hacemos un grupo de artistas que estamos bastante alejados del arte tradicional. Tiene que ver con el atreverse  en un amplio tópico de ideas, en usar materiales que no están usualmente hechos para hacer arte e incorporarlos en la obra. Es como dice Zappa “La subversión por la libertad Total”… Nueva pintura, ensamblajes, instalaciones, performance art, video art, video instalaciones, arte sonoro... La lista es larga y sin ETIQUETAS.

DM - ¿Por qué escogiste esa disciplina para expresarte?
Escogí hacer Arte NO Convencional, porque es una manera de ser irreverente dentro del Arte. Porque si no, sencillamente lo que estaría haciendo sería utilizar objetos o elementos para hacer un arte convencional. Claro, en el arte no basta la utilización de elementos no tradicionales, porque al final de cuentas lo que importa en la obra es el concepto y lo que se quiere decir. EL Arte, con “A” mayúscula es mi fe, es mi vida, es mi manera de ver el mundo… con él intento mostrar todo lo que me pasa por la cabeza, el otro lado de la luna, mostrar cosas del mundo invisible, es un hacer diario, como te dije es mi vida

DM - ¿Cómo fueron tus comienzos en la profesión?
CZ - Estoy haciendo arte desde mis 18 años en 1968, he pasado por muchas cosas y ya veremos qué nuevas haré en el futuro. Lo interesante de este asunto es que me apunté a un tipo de arte que al comienzo la gente repudiaba y eso me llevó a ser uno de los pioneros en este país y Latinoamérica, dentro del Perfomance Art, el Arte Sonoro, el Mail Art, las Poesías Visuales, el Cine Super 8, el Video Art y Las Instalaciones, que hoy en día están en todas las colecciones de arte, en todos los museos. Eso quiere decir que yo no era el equivocado. Fui iniciado desde muy joven en las artes marciales. Allí uno se aproxima a un mundo espiritual muy hermoso porque uno comprende el sentido del respeto por el otro.

DM - ¿Cuál consideras tu que es tu mayor aporte o logro? (experiencia que represente lo que eres como artista)
CZ – haber ayudado a mucha gente joven a abrir sus puertas mentales y que ellos entraran a este maravilloso mundo del Arte NO Convencional, como ya dije. Que hoy en día este tipo de arte esté en todas las colecciones de arte, en todos los salones,  en todos los museos. Eso quiere decir que yo no era el equivocado. Como artista, he querido enseñarle a mis hijos y a los que se aproximan a mí a que entiendan que la vida es sagrada.

DM - ¿Cuáles artistas te han influenciado más (a nivel internacional y a nivel nacional)?
CZ - La lista es larga: Bruce Lee, Frank Zappa, Alejandro Jodorowsky, Milles & Cameron, Truman Capote, Tristan Tzara, Isidor Ducasse, Marcel Duchamp, El Márquez de Sade, Ives Klein, Piero Manzoni, Klaus Nomi, John Lennon, Gina Pane, Lucas Samaras, Rudolf Schwarzkogler, Franz Kafka, Santo el Enmascarado de Plata, Dante Aligeri, Huracán Ramírez, Samuel Becket, Simón Bolívar, Tin Tan, Elvis Presley, Guaicaipuro, Luis Buñuel, Mick Jagger, José Antonio Ramos Sucre, Mario Abreu, José Gregorio Hernández, Mickey Mouse, Federico Fellinni, Marialionza, Pier Paolo Pasolinni, Joseph Beuys, Bruno Munari, Charlotte Moorman, Las chicas de COUM, Blue Demon, Los hermanos Marx, Timothy Leary, El Gran Lotario, El Dragón Chino, El Gran Jacobo Rossi, Yukio Mishima, Tom Ze, Trent Reznor, Peewee Herman, Marilyn Manson, Jesus de Nazareth….

DM - ¿Cuál o cuáles son tus proyectos actualmente?
CZ – Este año, en Abril del 2015 tengo una expo individual aquí en Caracas en la Galería D Museo y estamos buscando fecha para otra expo en Nueva York y en Buenos Aires. Voy a hacer una gran instalación en Tijuana-México y otra en Brasil. Participaré en ferias internacionales de Arte aquí en Venezuela y en el mundo. Rodar por toda Venezuela con exposiciones grandes y con nuevas propuestas. Y darle a mi obra una proyección internacional. La vida me dio una salida que le agradezco a la existencia y a mis ancestros. Publicar este año mi libro: “El Dragón Chino” – El catch as catch can en Venezuela…

DM - En tu criterio, ¿cuál es la función del arte?
CZ - Arte viene del Sanscrito y significa “HACER”. Entonces hay que hacer arte, trabajar duro día a día y sobre todo ATREVERSE, ser LIBRES... Eso hago. Quizás con la pretensión de crear conciencia, de abrir puertas mentales. “No me creo el cuento de las ideologías; ni el de la derecha ni el de la izquierda. En lo que creo ahora es en la poesía, en el arte; allí reside la verdadera revolución, la verdadera transformación y el cambio. El arte, en esencia, es espíritu”.  No creo en el arte tibio, el arte tibio es de cobardes, o se es frio o se es caliente, a los tibios Dios los vomita.

DM - ¿Cómo ves la situación de tu disciplina actualmente en el país?
CZ -  El número de jóvenes trabajando en Arte NO Convencional es grande, eso me da alegría.  Hay mucha gente joven haciendo cosas fabulosas y uno dice: ¡Qué voladura de sesos hay aquí! En este momento las imposiciones de galeristas, críticos, curadores, de crear "ismos" no existen y si existen, nadie les hace caso. No todos pintan constructivismo geométrico o figuración realista o abstraccionismo o hacen arte conceptual. Todo el mundo hace lo que le viene en gana y eso es maravilloso, porque le da una libertad total a los artistas de ser ellos mismos, sin necesidad de ser aprobados o no, Los jóvenes saben lo que tienen que hacer sin que se los estemos recordando, los jóvenes son el PODER.


miércoles, octubre 29, 2014

Carlos Zerpa presentó en Valencia el libro: Buen rock esta noche.


Carlos Zerpa presentó en Valencia el libro: 

Buen rock esta noche.


Carolina Karminsky
buen rock esta noche 001










El pasado Domingo 26, la ciudad de Valencia se vistió de rock and roll del bueno, en la presentación del libro “Buen rock esta noche” escrito por el famoso artista valenciano, Carlos Zerpa. “Haciendo memoria en torno al Rock en la ciudad de Valencia. Años 60s y 70s”, como bien dice la propia portada.

Para muchos es bien sabido que en esta ciudad, hay talento musical para dar y compartir, y que esto ocurre desde hace muchos años. Y que muchos de los grandes ejecutores musicales que conocemos hoy, hicieron sus pininos en esas dos décadas doradas para la música, como fueron los 60s y 70s.
Invasión americana, invasión británica, invasión mexicana, lo cierto es que el rock and roll invadió Venezuela en ese tiempo, y los jóvenes de esa vieja guardia abrazaron ese estilo con todo, y se lanzaron a invadirnos también con su música, propia o versionada. Desde baladitas para enamorar hasta el heavy metal, los valencianos quisieron hacer música.
Y eso es precisamente lo que recoge este libro, la historia de cómo se desarrolló el rock en la ciudad. Contado desde la perspectiva de un observador en primera fila, y en donde los mismos artistas les susurraban sus experiencias, encontramos en este libro conocidos y desconocidos, y hasta familiares en algunos casos.
Y todos, aportaron su granito de arena en la movida musical. Amhed Ramos, Fernando Latouche, Oleg Buonanno, Eddy Castro, Laura Casasola, Roberto Abondanza, “El Negro” Bonet, Saro Puccia, Alejandro Ramos, Franco Nasi, Roberto Gómez, los hermanos Museniecks, Enrique Lara, Gilberto Beherens, y un laaaaaargo etcétera, están en las páginas de este libro, con sus diferentes grupos musicales.
Un libro que todo rockero y músico debe tener, y que, y aquí hablo de forma personal, me alegra tener, porque en el veo y leo parte de las historias que de niña he escuchado, y que ahora hasta los veo, cuando salgo a “toques” en la ciudad.
La presentación del libro se hizo primero en la ciudad de Caracas, luego, este Domingo 26, músicos, amigos, fans, rockanrroleros, nos dimos cita en la Galería Universitaria Braulio Salazar para disfrutar del libro, música y conocidos. Y es que parecía más una reunión de ex compañeros de clase, todos se conocían, los que no, se presentaban. Presentaban a la esposa, a los hijos, los nietos, los amigos.
Con la presencia de Carlos Zerpa, orgulloso con su libro, luego la charla de Felix Allueva, Director del Festival Nuevas Bandas y colaborador en el libro, la presentación del dueto Manar y Victor unplugged. Luego, en el exterior de la Galería, disfrutamos del consagrado guitarrista Franco Nasi, y su Franco Nasi Bop & Roll.
Hasta personajes de otras galaxias quisieron estar presenten, Darth Vader y un Stormtrooper pasaron a saludar y aprobar el libro. En la “Death Star” tienen buenos gustos, y se llevaron una muestra musical de la Tierra. Espero que eso haga que no nos destruyan y preserven a este maravilloso planeta.
Para cerrar la noche, la banda “Malicia” entro en escena, rock and roll del puro, todos fascinados, disfrutando… hasta que unas pequeñas goticas de lluvia desencadenaron un chaparrón que nos hizo a todos correr. Lamentablemente dispersados, creo que ese no era el tipo de “bautizo” que pensaba Zerpa que recibiría su libro. Pero aun así, seguían los cuentos, las risas, los abrazos y hasta algunas canciones a capella.
Terminamos mojados, pero realmente, hubo “Buen rock esta noche”
ZZ…En el arte definitivamente hay que atreverse, hay que participar de una subversión por la libertad total como dijo el querido maestro Frank Zappa…ZZ