ZZ…Continúo aun hoy en día, escuchando buen Rock and Roll y con la misma idea de cambiar el mundo…ZZ

lunes, mayo 20, 2013

El hombre que murió junto con Kennedy en Dallas




 El hombre que murió junto con Kennedy en Dallas.

Por Carlos Zerpa

Buscando un viejo recorte con la foto del comediante Abbott Meader, buscándolo y buscándolo entre cientos de fotos, en esta caja/archivo, con lo que me he encontrado, es con una fotografía de mi querido padre, cuando tenía la misma edad que yo tengo ahora… Fuiiiiioooo!!!! Es impresionante como me parezco a mi viejo, también hay fotos de mi esposa, de mis hijos y mías desde que éramos niños hasta el día de hoy y en donde se ve claramente el paso del tiempo, cabellos negros que se tornan blancos, niños que se vuelven adolescentes… Hay muchas fotos dentro esta polvorienta caja, así como imágenes recortadas de diarios y de revistas, que he guardado por una u otra razón, en verdad no puedo dejar de verlas, me atrapan, por algo dicen que “recordar es vivir”… Aquí estoy con las manos sumergidas en un verdadero baúl de los recuerdos.
Hay una foto de una gallina negra mirando fijamente a un huevo y quizás reflexionando sobre cual de los dos fue primero… 



Busco y busco porque se a ciencia cierta, que en esta caja está guardado el famoso papel con la imagen que quiero, para elaborar a partir de ella, un texto sobre la vida del famoso comediante en cuestión. Es un relato que quiero escribir acerca de Abbott Vaughn Meader, y de su verdadera muerte ocurrida el 22 de Noviembre de 1963 el día en que este hombre murió junto al presidente Kennedy en Dallas.
Siempre quise escribir esta historia, porque ella reflejaba claramente lo efímero del triunfo, por que ella hablaba de esos 15 minutos de éxito de los cuales nos alertaba el artista y rey del “Pop Art”, Andy Warhol.
Abbott fue el nombre que le pusieron a este niño al nacer en Waterville, él  nació la misma noche de la inundación más grande en toda la historia de Nueva Inglaterra, cuando el agua subió y subió a causa de las torrenciales lluvias y el río entonces se desbordó… El agua subió y subió más de metro y medio de altura y la cuna de Abbott flotaba en ella, como si fuese un barquito, el neonato se convirtió en su tripulante y en un marinero sin timón, navegando con la corriente, cuna a la deriva, río abajo, cual Moisés.
Abbott creció en un orfanato, en esos hogares para niños sin padres, en donde tan solo unos pocos consiguen surgir y ser alguien en la vida, ya que la mayoría tristemente o mueren o se dedican a la delincuencia… Él fue uno de esos afortunados que se realizaron y lograron superarse, ya que estudió, hizo el High School y luego entró en el ejército de los Estados Unidos de Norte América, para servir a su país.
Cuando regresó de prestar su servicio militar, fue que comenzó su carrera como  comediante, trabajando con temas vinculados a la política y con un fuerte y ácido humor un tanto negro, trabajó duro durante un buen tiempo en salas de espectáculos y bares, pero una noche sucedió algo muy especial mientras estaba frente al micrófono divirtiendo a la gente, de pronto imitó la voz del presidente Kennedy dando un discurso fuerte y humorístico, haciendo que la audiencia se pusiera de pie y lo aclamara por todo lo alto… todos se morían de la risa y los aplausos no paraban de sonar… Abbott hablaba y actuaba idéntico a John Fitzgerald Kennedy, ese gran político estadounidense, presidente de los Estados Unidos y una de las principales personalidades de los primeros años de la década de 1960, que justo en ese momento estaba en la cúspide de su carrera y que haría de ese quien tan solo era hasta ese momento un novel comediante, un reconocido artista.
De allí en adelante el personaje quedaría establecido, Meader comenzó a hacer ruedas de prensa como si fuese el presidente Kennedy delante de las audiencias, hablaba del peligro que constituían los Rusos, de su enemigo Fidel Castro, de esa doctrina llamada Comunismo y de las posibilidades de una guerra nuclear… Luego el comediante grabaría con todas estas experiencias un long play, un álbum, un vinilo imitando al  presidente de los Estados Unidos, que seria todo un suceso.
Fue en Detroit donde comenzó la promoción y la venta del álbum que titularon: “The First Family",  Meader y su productor sabían que este álbum se convertiría rápidamente en todo un éxito, un best seller…  "La Primera Familia" era un vinilo en el cuál él humorista no solamente hacia el papel del presidente, con su marcado acento de Boston si no que también imitaba  la voz de la primera dama Jacqueline Kennedy y de su hija Carolina… Meder nos cuenta,

“En verdad era una maravilla este show, tan era así que ya había sido invitado por el primer mandatario a que lo acompañara en una recepción que iba a dar a todo lo alto”, eran los días en que el presidente JFK, compartía tan alegre el podium con sus imitadores en la cena anual de la Casa Blanca.
Ya él tenía su atuendo preparado, igualito al del presidente, se había mandado a cortar y a peinar el cabello como Kennedy, ensayaba una y otra vez como gesticulaba, como eran sus movimientos, como caminaba, como era la sonrisa, se veía una y otra vez en el espejo, practicaba y repetía todo de nuevo porque estaba convencido que Kennedy y él eran como un solo ser… Eran idénticos.
La noticia corrió como la pólvora, sobre la realización del álbum y lo de la invitación a la casa blanca, acto seguido fue llamado para presentarse y hacer una demostración de su talento en el show de “Ed Sullivan"… Guauuuu!!!! Había sido invitado al show de los show… El show de “Ed Sullivaaaaan".
Abbott iba a presentarse en ese afamado programa de la televisión que lo catapultaría hasta la luna, con un éxito aun mayor de todo obtenido hasta ese momento… Todo el mundo lo vería, seria en verdad “El Rey”, mas popular e importante que el mismísimo Elvis, que Jerry Lewis o Tom Jones, él seria el verdadero“ King of Comedy”, luego de esta presentación en la TV, de seguro vendría Hollywoood, haría películas, llegaría a ser actor de cine, guionista, director y productor, seria sin dudas el mejor comediante y el cómico más popular del mundo.
La escalada de la fama fue inmediata, una cosa disparaba a la otra, una cosa daba pie para otra, los éxitos se sucedían, así que de inmediato se fue a Nueva York, tomó un vuelo y llegó ese mismo día, al llegar y mientras caminaba más allá de Sam Goody, vio que había una muchedumbre muy grande que salía del centro de Broadway, al pasar a su lado Abbott se dio cuenta que todos hablaban de él, estaba sobresaltado, no se lo podía creer, la gente hablaba de ese maravilloso comediante llamado Meader y de su interpretación del presidente… Se sentía como un Dios hecho carne.
Apenas llegó a la gran manzana todo se le convirtió en un torbellino, yendo de aquí para allá, con la agenda llena de compromisos, entrevistas, fiestas, cócteles, encuentros, firmas de autógrafos, mil invitaciones, yendo allí, yendo aquí, yendo allí y jugando el juego que juegan las estrellas, como mariposa de flor en flor… Ya que se estaba convirtiendo él mismo en una estrella luminosa que brillaba con luz propia, teniendo un ego que crecía desorbitadamente como si tuviese levadura para el pan.
New York, New York … Y llegó así a la ciudad que nunca duerme, siguiendo los pasos de la canción de Frank Sinatra…

And find I'm A number one,
top of the list,
King of the hill,
a number one…

Darse cuenta que es el número Uno, el que encabeza la lista, el rey de la montaña, el número Uno...
If I can make it there, I'll make it anywhere, Si puedo hacerlo aquí, puedo hacerlo en cualquier parte, New York… New York… New York!!!
Abbott con una sonrisa de oreja a oreja se confiesa: ¿Era una completa locura, usted sabe? Pensé que tenía a Dios agarrado por la barba, por que estaba viviendo la mejor época de mi vida. ¿Y quién no lo haría? ¿Quién puede lanzar la primera piedra?, bebía buen vino, tomaba Champaña a diario, solo pedía Scoth de 12 años, comía caviar con cucharas soperas y langostas todos los días, tenia a las más bellas mujeres a mis pies, rubias, pelirrojas, asiáticas, morenas… Tenía mucho dinero y música, usted sabe, pero el triunfo no dura, la fama es efímera y nadie sabe cuándo uno está arriba y como de pronto ya está abajo, y si estas muy abajo, de inmediato el sistema te manda hacia fuera y te da una patada en el trasero… Fácil llega y fácil se va.
La gente lo ama a uno cuando aparece en las portadas de las revistas y deja de amarlo cuando uno ya no está… Así nos lo hace saber Marilyn Manson y esto se lo podemos también aplicar al humorista Meader.
Fue el 22 de Noviembre de 1963 el día en que murió, Abbott Vaughn Meader
Digamos que ese día fue cuando recibió la estocada mortal… Estaba en un taxi en Milwaukee y de pronto el taxista le dijo, "Hey, ¿porque usted anda tan contento, es que usted no oyó hablar del asesinato de Kennedy en Dallas?" pues no, le dijo ¿Cómo es esa historia que usted dice de su muerte?" porque en ese momento él pensaba que tan solo era otra de las tantas bromas, de esas que tanto se hacían sobre el presidente Kennedy, pero no lo era, no era una broma, era la cruda realidad y le había golpeado directo a la cara y a la vida misma, un gancho directo al hígado, a la boca del estomago, una cuchillada justo en la espalda, así que se fue al hotel, abrió una botella de whisky de 12 años, se tomó un trago y encendió la televisión.
Las noticias en la televisión hablaban del asesinato del presidente John Fitzgerald Kennedy, explicaban como la Comisión Warren investigaba el hecho y como concluyó que Lee Harvey Oswald, de tendencia marxista y antiguo miembro del Cuerpo de Marines estadounidenses, era quien había disparado desde el sexto piso del Texas School Book Depository al pasar el desfile presidencial frente al edificio, que había hecho los disparos justo cuando circulaba el auto presidencial, un automóvil descapotable, a través de la ciudad Texana de Dallas… Meader con los ojos desorbitados miraba la televisión y no lo podía creer, le vinieron unas fuertes ganas de vomitar… las imágenes mostraban una y otra vez, como Kennedy había recibiendo varios disparos en la cabeza y en el cuello, a consecuencia de los cuales falleció… Jacky estaba consternada y manchada de sesos y sangre, sus guantes empapados en la sangre de su marido, su vestido rosado al estilo Chanel tenia pedazos de sesos pegados y manchas rojas… Era este un magnicidio que conmocionaba a la opinión pública mundial pero en especial al comediante Abbott Vaughn Meader, quien supo con certeza justo en ese instante, que él era el hombre que también había muerto con Kennedy en Dallas… Abbott Meader era el hombre que murió junto con el presidente Kennedy en Dallas.
Sintió entonces como un frío helado se apoderaba de su cuerpo, no podía respirar, tenia calambres en todo el cuerpo, un fuerte dolor en el pecho y como si le hubiesen dado una fuerte bofetada en la propia vida… Como si le hubiesen partido la madre en dos, y el corazón en cuatro partes, las lágrimas resbalaban por su rostro y el sudor empapaba su camisa.
Meader hizo raudo sus maletas y se fue de vuelta a Nueva York, al llegar se consiguió con que todo estaba cancelado, su espectáculo estaba cancelado, los programas de televisión estaban cancelados, todas las entrevistas estaban canceladas, todas las invitaciones estaban canceladas, todo se paralizó hasta nuevo aviso, su agenda ahora estaba vacía y llena de tachaduras, no habían planes a futuro, ni a largo ni a corto futuro… Como lo había presentido, esto también era su muerte, él era un hombre muerto…
Los noticieros hablaban todos de lo mismo, decían que la policía detuvo a Oswald como principal sospechoso, diciendo que era el único asesino del presidente, que quien hizo los disparos había sido el ex soldado estadounidense Lee Harvey Oswald, al cual habían detenido poco después del asesinato en un cine próximo, ese hijo de puta!!!! pero el asesino a su vez  resultó muerto dos días más tarde, por el propietario de un club nocturno de Dallas, un tal Jack Ruby, un tipo vinculado a las mafias, el Ruby asesinó al Oswald mientras era conducido desde la ciudad a la prisión del condado…
El asesinato de JFK quedó entonces en el más completo de los misterios ya que hubo sectores interesados en silenciar la verdad y Oswald quedó como único responsable del asesinato, aunque Investigaciones posteriores sugirieron la firme posibilidad de que a Kennedy le dispararon al menos dos francotiradores, uno de frente y otro por detrás, lo que confirmaba las impresiones de la mayoría de los testigos oculares… Algunos han considerado que pudieron ser varios los probables promotores del magnicidio, incluida la mafia y los exiliados cubanos descontentos.
Todo esto era demasiado para soportarlo, Abbott Vaughn andaba como loco y las nauseas aumentaban, una ulcera estomacal se comenzaba a formar dentro de él, comenzó entonces a caminar y caminar bajando y subiendo por la segunda avenida, caminaba con las manos en los bolsillos de su abrigo calle arriba y calle abajo, fue entonces cuando una fuerte aparición le sacudiría la vida y lo sumiría aun mas en ese oscuro pantano de la desdicha, ya que un enorme trabajador de la construcción se paró justo delante de él  con la cabeza cubierta por un sombrero de fieltro duro y clavándole la mirada, con esos ojos rojos y llenos de lagrimas le gritó, “Oiga usteeeeed”, mientras extendía sus manos hacia él: "Heeeeeeeyyyyyy, estoy apesadumbrado, han asesinado al presidente Keeeeenneeeeedyyyy… Han asesinadoooooo al presidente Keeeeenneeeeedyyyy " Esto ya era demasiado, se le pararon todos los pelos de punta, tenia la piel de gallina, era en verdad muy extraño lo que estaba viviendo, un verdadero horror, sentía como si se fuese a desmayar y le fallaban las piernas, la alta torre del éxito se le había derrumbado en tan solo unos días, se desplomó en un instante su gloria cual torre de Babel, sentía miedo y comenzó a correr hacia la oficina de su manager… Al llegar recibiría otra gran golpiza, ya que la mayoría de sus amigos del  Show Business le habían dado la espalda, su manager no quiso atenderlo,  todos sus cómplices lo habían abandonado, todos los negocios se cayeron abruptamente, los compañeros de fiesta también desertaron a su amistad, las bellas mujeres no respondían a sus llamadas, se habían acabado los besos, el sexo, las caricias, el caviar y el whisky costoso, los compañeros lo ignoraban, él ya no era noticia, ya no era importante en la gran ciudad que nunca duerme, la carga era en verdad  pesada, la frustración se lo comía, el dolor, la angustia, el vacío era un hueco profundo en el cual caía y caía con un marcado vértigo... Tenía un fuerte dolor en el pecho y el corazón partido en dos, se sentía como una cucaracha, como una rata de alcantarilla y comenzó a llorar y llorar…
Todas las televisiones mostraban a Jacqueline Kennedy, viuda del presidente, aun con su vestido rosado manchado de sesos y de sangre, así como también a los otros miembros de la familia en el momento en el que el féretro, con el cuerpo de Kennedy y cubierto con la bandera de barras y estrellas, pasaba junto a ellos durante las exequias, iba en camino del Cementerio Nacional de Arlington, para este magno funeral, el cual se celebró con todos los honores militares, dicen los entendidos que se empleó el mismo coche fúnebre que se había utilizado en el sepelio de Abraham Lincoln, 98 años antes…. Justo 98 años después… Dos presidentes asesinados por balas.
Abbott Vaughn con su nudo en la garganta, consiguió entonces un refugio en las drogas pesadas, en la cocaína y en la heroína, quería evadirse pero eso era en verdad un imposible ya que uno puede huir o escaparse de todos, pero nunca se puede huir de si mismo… Así que el ex-comediante se escapó en un tren hacia el sur del país bajó y bajó y se la pasó de pueblo en pueblo, de lugar en lugar, del timbo al tambo sin tener un norte y sin saber que hacer con su vida... Era un verdadero looser, un perdedor, un homeless, un vagabundo, un desahuciado, un sin techo.
En febrero de 1968 Abbott Vaughn Meader murió por segunda vez, ya que fue apuñalado por un taxista en Chicago, era una mañana donde el frío le congelaba las lagrimas y Abbott se había metido en el asiento trasero de un taxi que estaba estacionado, a manera de refugio se acostó y se quedó profundamente dormido, acurrucado e invernando como un oso, para no morir congelado en la puerta de un edificio de la zona, al abrir los ojos se dio cuenta que un individuo lo estaba halando de su viejo abrigo, lo sacó a la fuerza del taxi… Era el dueño del automóvil quien lo sacó y al instante lo apuñaló… Cuenta Meader, “Ese día todo fue tan real, como una pesadilla que se hace realidad, abrí mis ojos y dos segundos después todo se me volvió negro, un frío cuchillo que me enterraban una y otra vez en el estomago, la sangre caliente en contraste con la nieve fria, el rojo de la sangre sobre el blanco de la nieve… Recuerdo la voz del taxista que me decía: "¿Te sientes muy cómodo durmiendo en mi auto, bebé? Te mandaré al lugar de donde viniste" y zasss… zasss… “Hijo de puta”!!!! zasss… zasss… Y le clavaba una puñalada tras otra… Meader vio la luz al final del túnel y toda su vida pasó delante de sus ojos como si fuese una película…La inundación y él de bebé en la cuna flotante que se llevaba el río, la vida en el orfanato, su triste niñez, los años en la milicia recibiendo ordenes de un sargento que le gritaba, su gran éxito como comediante, Kennedy, Nueva York, Kennedy de nuevo, la muerte del presidente bueno, la abrupta caída hacia ese pozo sin fin… Comenzó a sentir un fuerte olor a flores, sintió que flotaba casi pegado al techo de la habitación del hospital, vio desde arriba a su propio cuerpo, acostado en la cama y a los doctores y enfermeras como lo daban por muerto, oyó llorar a su esposa y de inmediato,  al instante habían pensó que eso no era posible, que él no estaba muerto… Al instante ¡¡zasssssss!!! Como un fuerte corrientazo, regresaba a su cuerpo, abría los ojos y ¡milagro!! Había vuelto a la vida, “clínicamente” “científicamente” había resucitado…
¿Y ahora todo para que? ¿Tanto matarse para venirse a morir? no habían marcas ni señales de lo que otrora había hecho como comediante, allí no quedaba ni el rastro, él no era nada… Nadie se acordaba de  Abbott Vaughn Meader ni mucho menos de su trabajo personificando a Kennedy… Aunque fue tan verdadero!
En esa fotografía de la época, creo de la revista “Time”, en ese recorte que conseguí entre tantas fotos, en aquel baúl de los recuerdos, lo veo que está tirado, acostado sobre un banco de cemento gris, en una plaza cualquiera de un pueblo cualquiera, las canas llenan su barba y sus sucios cabellos, hay marcas de golpes, llagas y raspaduras en sus brazos, típicas de quienes viven y duermen en las calles, hay cicatrices en su estomago de las cuchilladas recibidas, es un homeless, un vagabundo, un mendigo… En su mano sostiene un vinilo de 33 Rpm en cuya carátula se ve a la familia presidencial en un jardín frente a la casa blanca, la primera dama viste de rojo y Maedler como si fuese JFK está a su lado, es el famoso álbum que le había abierto las puertas de la fama y del futuro, ese álbum titulado “The First Family", está descolorido por el sol, por el tiempo y por los ríos de lagrimas vertidas por los ojos del otrora comediante sobre él.
A Medler le dieron de alta después de varios días, en el hospital en donde le habían curado las heridas y en donde los médicos le salvaran la vida, entonces decidió darle un nuevo vuelco a su maltrecha vida, se fue de nuevo a Nueva York y empezó una nueva existencia, dejó las drogas, comenzó a hacer un trabajo de meditación, meditaba y leía la Biblia, luego practicó por mucho tiempo una terapia alternativa, que consistía en correr y correr en Van Cortland Park con los ojos cerrados, diciendo en voz alta, "fe ciega, fe ciega, fe ciega, fe ciega ", “blind faith, blind faith, blind faith, blind faith”… Esto lo haría por mucho tiempo hasta que sintió los cambios en su interior.
Hizo suyo el poema de Miguel Hernández ya que se sentía en verdad como un árbol talado que retoñaba y que aun tenia la vida.
Ya recuperado, algunos meses más tarde Abbott Vaughn Meader regresó a la ciudad de Maine cual hijo prodigo, lo hizo para escribir, componer canciones y para estar de nuevo con su amada esposa que lo esperaba con todo su amor y  con los brazos abiertos pues ella ya lo había perdonado.
Él se refiere a ese momento como: “La fuerza cósmica de la sincronización” Ésta es la lección que había aprendido, Abbott nos dice que la vida es como un reloj suizo y nosotros todos, somos parte del funcionamiento para que ella exista, lo sepamos o no, hay un reloj celestial con engranajes dentro de los engranajes y con ruedas dentro de las ruedas y nosotros somos esos individuos que vamos girando en espiral con la vida… No sé si puedo explicarlo (decía Meader), es casi como la película de nuestras vidas que da vueltas sobre nosotros mismos y delante de nuestros ojos, ella ya está dentro, en esa lata rotulada “Destino” y todo lo que ahora está pasando pasa porque tenia que pasar, está funcionando como tiene que funcionar, teniéndonos a nosotros sobre el planeta tierra el cual es en verdad nuestro escenario… Todos los humanos somos piezas del juego y cada uno de nosotros va hacia un magnífico final, tan solo se trata de eso… Sea que esto nos guste o no, el universo marcha como debe… Así lo decía aquel poema llamado Deshidrata.

En 1991, el director de cine estadounidense Oliver Stone en su filme JFK, puso el dedo en la llaga, y revivió el caso Kennedy, ya que narra en este film la investigación del asesinato del presidente John F. Kennedy, en donde se mostraba claramente una conspiración entre el propio gobierno, el ejército y los servicios de espionaje estadounidenses, de esa agencia malévola llamada la CIA, para poner fin al mandato y a la vida del presidente… Film del Stone que por cierto provocó fuertes polémicas después de su estreno.
Pero Abbott prefiere no hablar de ello, no quiso ir al estreno ni mucho menos ir después a ver esa película, porque para él este caso era ya “un periódico de ayer” y no quería remover esas cenizas que sabía le iban a despertar viejos fantasmas y a causarle de nuevo tanto dolor y angustia en el pecho.
Le asustaba además todo lo que se tejía en torno a la rubia Marilyn Monroe,  de Norma Jean Mortenson, esa actriz de explosiva belleza y sex-symbol de la pantalla grande, de quien dicen mantuvo en vida relaciones sentimentales con John y Bob, los hermanitos del clan Kennedy… La muerte de esta bella mujer, nunca fue esclarecida aunque todos sabían a ciencia cierta que NO se trataba de un suicidio como se pretendía hacer creer… Abbott prefería ni mencionarla por respeto a la memoria de su amado presidente, ya que pensaba que tanto John como Marilyn tenían detrás los mismos verdugos.
Así como tampoco quiso saber cuando la viuda de Kennedy, esa distinguida señora otrora primera dama, cambió su apellido y comenzó a llamarse Jacqueline Onassis, al casarse con el armador de origen Griego Aristóteles Onassis… “The Richest Man in the World”… Esta noticia le daba también escalofríos y nauseas a nuestro amigo.
Mucha agua ha pasado bajo del puente, muchas lagrimas vertidas… hoy sin embargo es un día de celebración, Meader y su graciosa esposa Sheila, saludan a los huéspedes en la puerta de su casa, están de fiesta, a todo el que llega le entregan luces de Bengala, una banderita de USA y una copa de Champaña Brut… Hoy es el día de su cumpleaños número sesenta y siete, y justo hoy en su casa tendrán una buena reunión ya que las invitaciones fueron cursadas a los más íntimos  hacia una semana.
La canción que estamos escuchando al entrar es "Bang Bang, My Baby Shot Me Down" cantada por Nancy Sinatra y no se por qué me recuerda a Marilyn Monroe y también a la bella Uma Thurman en la película de Tarantino “Kill Bill” vestida la Uma, de amarillo, a la usanza del uniforme que utilizó Bruce Lee en “Operación Dragón” y sin dudas con el mismo espíritu de él… hummmm!!!!!!
Abbott esta sentado en una silla de ruedas ya que se recupera de un período de la mala salud, usa pantalones grises sostenidos por elásticas, una camisa manga larga color azul cielo, un collar de grandes cuentas amarillas y verdes destacan en su cuello, ahora utiliza grandes anteojos pues su visión no es tan buena, un sombrero de pajilla estilo Panamá cubre su cabeza, lleva un reloj con correa amarilla en su muñeca y luce un chaleco en brillantes lentejuelas con la bandera de su país, estrellas grandes blancas sobre fondo azul y las barras blancas y rojas…Usa una barba de candado ya de color gris como su cabello también cano…Muchos han venido desde lejos a desearle un feliz cumpleaños y a celebrarlo en grande con su amigo.
Encantado de conocerte, espero que adivines mi nombre…                                               
Pero qué es lo que te confunde es la naturaleza de mi juego, 
oh sí, relájate, baby… 
Yo grité: "¿Quién mató a los Kennedy?", 
Cuando, en definitiva, fuimos tú y yo… 
"¿Quién mató a los Kennedy?", 
Cuando, en definitiva, fuimos tú y yo.
             Mick Jagger  y Keith Richards 
Simpatía por el diablo.

Dice Juan Lyon, uno de los pocos amigos que le quedan de aquel periodo de estrellato, fama, gloria y caída en Nueva York … "Meader es sin dudas un individuo muy interesante, ha vivido como 30 vidas en el espacio de 67 años."
- Barras y estrellas en tu chaleco y en tu corazón, feliz cumpleaños Abbott, por eso cantamos para ti y junto contigo nuestro himno, “God bless America”… de pie con la mirada a los cielos, con nuestra mano derecha sobre el corazón, elevando nuestra copa de champaña a lo alto y recordando a ese querido presidente, el mejor presidente que ha tenido los Estados Unidos de Norteamérica, nuestro inolvidable John Fitzgerald Kennedy.

God bless America, land that I love
Stand beside her and guide her
Through the night with the light from above… 
God bless America, My home sweet home.

- Barras y estrellas en tu chaleco y en tu corazón, feliz cumpleaños Abbott Vaughn Meader, de la noche a la mañana eres alguien y al despertar al día siguiente ya no eres nadie, todos te han olvidado, se que no es fácil reponerse a esto… Pero como dice “Mohamed Alí”,  Lo que está mal es no levantarse.
- Barras y estrellas en tu chaleco y en tu corazón, feliz cumpleaños, brindamos por ti, porque nosotros tus amigos sabemos que es un verdadero Knock Out lo que te ha propinado la vida, no todo el mundo se levanta de la lona a la cuenta
de nueve, después de saborear las mieles de la gloria vivisteis la indiferencia de todos, pero tu lo haz logrado, te haz puesto en pie de nuevo…
- Barras y estrellas en tu chaleco y en tu corazón Abbott y pensar que en verdad fuiste “A number one, top of the list, king of the hill, a number one”, pero lo mas importante es que aprendiste la lección…
“Abres los ojos y se tiene, los cierras, abres los ojos de nuevo y ya no se tiene”, “Fácil llega y fácil se va”, “Easy comes easy goes”…
- Barras y estrellas en tu chaleco y en tu corazón Abbott Vaughn Meader acompañados de la gloria, el éxito, la cúspide, el triunfo, la victoria, la conquista, el estrellato, la cima, lo máximo, la fama, los laureles…
Digo…
¡¡¡¡ Acompañado de esos espejismos!!!!!!

 









martes, mayo 07, 2013

Entrevista a Carlos Zerpa, Súper 8, arte corporal y performancesabel Arredondo Universidad de Plattsburgh, Nueva York


Entrevista a Carlos Zerpa:
Súper 8, arte corporal y performance (I)
Realizada por
Isabel Arredondo
Universidad de Plattsburgh, Nueva York



Revista Arbitrada de la Facultad Experimental de Arte de la Universidad del Zulia. Maracaibo, Venezuela
ISSN 1856-7134. Depósito legal pp 200602ZU2376 AÑO7 N° 13.JULIO - DICIEMBRE 2012 ~ pp. 64 - 69





Figura 1. Zerpa con su hijo 
Yohami en el performance 

Señoras y señores, buenas noches 
(Valencia, 1978).


ENTREVISTA

CARLOS ZERPA (Valencia, Venezuela, 1950) estudió diseño visual en la Scuola
Politecnica di Design de Milán (1974-1976), serigrafía y fotografía en la Scuola Cova de la
misma ciudad (1976-1977)1
y diseño artesanal en el Instituto de Investigación de la Expresión Colombiana (IDEC) de Bogotá (1977). En 1978 hizo su primer performance en Venezuela, “Señores y señoras, buenas noches”  fig. 1), en el concierto de Rock “Juntemos las Manos” y mostró sus películas en Súper 8 Orda indiana, Efectos, 12 minutos, y Film blanco. Además, Zerpa fue uno de los pioneros, junto a Diego Barboza, del arte de correos
(Mail Art) en Venezuela; organizó La carpeta (1978), un sobre repleto de dibujos y fotocopias que constituyen un proyecto de arte postal. Durante los años setenta, Zerpa participó en el movimiento Súper 8. En esta entrevista con la estudiosa del movimiento Súper 8
Isabel Arredondo, de la Universidad de Plattsburgh, Zerpa explica cómo el Súper 8 le llevó
al performance art. El arte conceptual, las acciones en vivo y la pintura como textura que
estimula la vista son la base de los experimentos fílmicos de Zerpa entre 1973 y 1979





Figura 2. Gonzalo Alarcón (México) y Zerpa en los laboratorios de la Scuola Politecnica di Design.

(
fig. 2). El incisivo análisis de Zerpa sobre su propia obra muestra la compleja interacción entre cine y performance; desde un performance en el que la cámara funciona como medio para grabar la acción, hasta una acción en vivo concebida para ser editada.


IA: Dices que las ideas y la amistad con Bruno Munari, profesor de la Scuola Politecnica fueron muy importantes para ti. ¿Quién fue Bruno Munari y por qué fue importante?

CZ: Con el maestro Munari (fig. 3) tuve una estrecha cercanía espiritual. Aparte de ser mi profesor, fue
un gran maestro y un verdadero amigo. Siempre estuve en sus clases, en el cafetín, en el metro y en su casa, pendiente de atrapar en el aire cualquier enseñanza, frase o comentario que él emitiera. Él me enseñó que existía la topología experimental. Las figuras geométricas son perfectas; sin embargo, para la geometría un cubo de plomo y uno de esponja son iguales si sus lados lo son también.
En cambio, para la topología no lo son, ya que esta estudia las transformaciones de los materiales unidos a la forma. Si tomamos un cubo de plomo y lo ponemos sobre
una plancha de hierro caliente, veremos cómo éste gradualmente se va convirtiendo en un círculo, en un disco
plano; se redondearán los ángulos, la base se irá ensanchando e irá cambiando de forma. Si lo dejamos enfriar,
este círculo tendrá medidas diferentes a las del cubo pero continuará teniendo el mismo valor.
Munari me hizo ver las naranjas, las rosas y los     guisantes de una manera diferente. En sus clases entendí que las fotocopiadoras podían ser un estupendo medio de expresión artística; nos enseñó a trabajar con el collage, a quemar los fotogramas, a coser sobre las diapositivas, a utilizar luz polarizada. Munari nos explicó cómo resolver, con lo que tuviéramos a la mano, muchos problemas del diseño. Nos abrió los ojos a nuevas posibilidades creativas. En vez de fotogramas, aprendimos a trabajar con diapositivas de proyección directa utilizando alas de
libélulas, lenguas de mariposas, pétalos de rosa o alfileres. Estos ejercicios afinaron nuestra visión de tal manera
que después podíamos ver formas en las manchas, en las hojas, en el humo y en las nubes. Munari nos agudizó la vista para ver arte en la basura; abrió nuestros oídos para escuchar música en el ruido y me introdujo en el camino del Zen. Gracias a Munari comencé a hacer performance art, cine experimental, instalaciones, diseño integral y
ensamblajes. Con él experimentamos al máximo y nosatrevimos a hacer cosas que no nos hubiéramos atrevido a hacer solos. En verdad, le agradezco tantas cosas que podría escribir hojas y hojas contando sus enseñanzas.
Munari fue, además, un gran cómplice. Un día en que yo estaba en apuros, me miró a los ojos, me dio una palmadita en el hombro y me dijo: “Caro Carlo, l’eternità è adesso e l’infinito non ha esterno... animo dalla tigra farfalla” [Querido Carlos, la eternidad es ahora mismo,
en este momento… el infinito no es algo fuera de nosotros, está en nosotros mismos. Ánimo y fuerza del Tigre mariposa] y me regaló un recorte hecho por él con su tijera y luego fotocopiado. Era una mariposa hecha con la cara de un tigre de Bengala; él sabía que a mí me encantaban los tigres de Bengala.

IA: Y con respecto al Súper 8, ¿qué hiciste con Munari?




Figura 3. Bruno Munari en una clase en la Scuola Politecnica di Design.


CZ:Para Munari realicé varios cortometrajes experimentales: películas cosidas con máquina de coser, quemadas con cigarrillos, o collages pegados directamente cual sándwiches con pega transparente. Aprendimos a intervenir películas Súper 8 y 16 mm; es decir, partíamos de películas ya hechas, rescatadas de la basura o compradas, y luego trabajábamos sobre los fotogramas; algo así como si fuera una intervención quirúrgica. Para la clase de Munari hice Orda indiana (1977), donde uní dos películas diferentes: una de un ataque de indios de
Estados Unidos a fuerte apache y otra del Pato Donald, y luego intervine la película de Súper 8 quemándola.

Film blanco (1977) es otro ejemplo de intervención de una película. La idea la tuve en el año de 1977, a las once de la mañana, cuando comenzaba a nevar y el frío te calaba los huesos. Mis ojos se posaron en un billboard que decía: “la grappa nel sacco non è per dilettanti”. La grappa (aguardiente de orujo italiano) en el saco de yute del anuncio no era para principiantes, pues enía 60 grados. Coño, en verdad hace frío, pensé, pero prefiero el frío al calor. De la sensación de ese momento salió Film blanco en la que uní las colas de las películas con un empatador de cinta y luego las cosí. La mostré en clases, en el concierto de rock “Juntemos Las manos” en Valencia, y en el Festival Internacional de Cine Súper 8 de
Caracas.




Figura 4. La película Bichos, bichos, bichos en Súper 8.

IA: Pasemos a de Bichos, bichos, bichos (1977) (fig. 4), otra película en Súper 8 en la que el color es también fundamental. ¿Por qué se llama así y con qué experimentas en ella?

CZ:El título se refiere a la idea de unir cosas –insectos, animalitos (bichos)– diferentes. Primero sale un hombre con un pantalón acampanado de color blanco y la cámara lo enfoca de la cintura hasta los pies. Está parado sobre una base cuadrada de formica blanca de un metro por un metro que tiene una pequeña inclinación. Esta imagen inicial del medio cuerpo del hombre se repite con múltiples variaciones, creando una serie. La primera variación es el hombre con blue jeans que tocan el piso y botas marrones. Desaparecen las botas y se ven los jeans sobre los pies desnudos. Desaparecen los jeans y están los pantalones blancos sobre los pies desnudos y el público ve que mueve los dedos. Luego, desaparecen los
pantalones, y solo se ven unas piernas desnudas y unas botas trenzadas hasta la rodilla. Desaparecen las botas y las piernas están cubiertas por unas medias panty de algodón rojo. Desaparecen las medias y se ven las piernas desnudas, los pies desnudos y la ropa interior. En toda esta serie de tomas, los pies siempre han estado en la misma posición.

IA: ¿Y de qué se trata esta serie?

CZ: Se trata de un collage de imágenes que tienen y no tienen nada que ver unas con otras, como contar cincuenta historias al mismo tiempo.

IA: ¿Y qué viene después de esta serie de tomas
estáticas?

CZ: La cámara sube y se detiene justo en la entrepierna del hombre, haciendo un close-up. Se ve lo abultado del pene del hombre y cómo se orina, manchando la trusa blanca de amarillo. Después, un líquido azul resbala por la pierna, manchando la trusa blanca de
azul. Los líquidos, que provienen de la parte interna del cuerpo, también manchan la base blanca. Hay una mancha amarilla y una azul, y en algunas partes la mancha ya se va haciendo de color verde. La cámara, que había ido siguiendo el líquido azul hasta la base manchada, se
acerca al charco amarillo-azul-verde, tomando un closeup desde arriba. Más tarde, desaparecen los pies y aparecen unos pies, calcos de los originales, pero en yeso. A
continuación, las tomas de los piesvivosde yeso están intercaladas con el charco, que se hace de color rojo. Termina con una toma de los pies vivos.

IA: ¿Qué papel juega el color en esta segunda serie?

CZ: El color es clave. Los colombianos, mexicanos y los venezolanos teníamos muchos problemas en laclase de la materia color, del profesor Conti. Él no podía entender nuestra gama de colorinches; le impresionaba que en nuestros trabajos, los colores cálidos danzasen armoniosamente con los fríos, en una verdadera ensalada tropical de frutas. EnBichos, bichos, bichosme interesaba resaltar el uso de los tonos caribeños, tropicales en una ciudad como Milano, donde en pleno invierno todo era color azul marino y verde oliva.

IA: ¿Cómo continúa el collage deBichos, bichos, bichos?

CZ: Entre los pies aparece una gallina muerta y desplumada. La cámara se acerca con un close-up de la gallina y toma un primerísimo plano de la cabeza de la gallina. Le sigue una cabeza de mujer de perfil, con los ojos cerrados, sobre una estructura plana blanca. La boca se abre y sale lentamente un líquido de color morado que resbala por el plano blanco hasta el piso. Se repite el movimiento anterior dos veces más. La boca se abre y sale un líquido de color verde y después otro naranja, que resbalan por el plano blanco. Con los líquidos que han salido de la boca de la mujer casi se forma un arco iris en el piso.
 Acto seguido, se añade un nuevo elemento: la cámara baja y se ve en el piso una cartulina negra con manchas moradas, verdes y naranjas. Al lado de cada color hay un círculo pintado del mismo color de cada mancha. La cámara sube de nuevo y, esta vez, cuando la mujer abre la boca, le sale lentamente un líquido viscoso: la clara de unos huevos de gallina. Abre más la boca, y comienzan a resbalar por el plano seis huevos de gallina, uno detrás del
otro. Los huevos, al resbalar, borran el rastro de los colores antes vertidos. La cámara baja y congela la imagen de los huevos sobre la mancha: una cartulina negra con manchas morada, verde, naranja, y seis huevos crudos.

IA: ¿Qué elemento nuevo aportan los huevos y por qué introducirlos en la serie?

CZ: Los huevos crudos siempre han producido un rechazo en las personas, quizás por la viscosidad y por lo desagradable que resulta tener un huevo crudo en la boca, su textura, sabor, olor causa repulsión.
I
A: Tu primera experiencia con performance y
Súper 8 tuvo lugar en Italia. Explícame ¿por qué introdujiste el performance en el cine?

CZ: En 1977 ya me había graduado como diseñador visual. Había terminado mis estudios en el Instituto Politécnico e iba a finalizar mis estudios nocturnos de serigrafía y fotografía en la Escuela Cova. Necesitaba un personaje que hiciese una especie de ritual para una de mis películas, pero todo el mundo lo hacía como si fuese teatro, y yo quería algo que fuese sentido, vivido. Como no tenía a nadie, puse la cámara en manos de mi compañera y me decidí yo mismo a hacer el ritual. Cuando vi el resultado, me di cuenta de que yo podía hacer performance art: esas mismas acciones las podía hacer frente a un público, en espacios donde pasaban muchos transeúntes. Era solo cosa de atreverme, y me atreví.

IA: ¿Cuál fue tu primera experiencia con el performance en un sitio público?

CZ: Fue Italia-Italia (1977). Quería hacer participar en un trabajo de arte corporal a los ciudadanos comunes, especialmente a los vecinos de Sesto San Giovanni, el barrio en el que vivía. Para eso, invitaba a los transeúntes a posar y saludar al lente, o a hacer sus rutinas frente a la cámara. Aparecen muchísimas personas saludando, algunas con caras muy maquilladas. Una persona pasa rápido volando una cometa en forma de dragón. Una mujer pasea desnuda a lo que parece un bebé en el coche, pero que en realidad es un pavo sin plumas.
Yo mismo aparezco ante la cámara con un trabajo ligado al body art: me aproximo y aprieto mi rostro y mi cuerpo desnudo, con los antebrazos y los puños, frente a la cámara. Luego, saco de la olla de aluminio muchos crucifijos y un pescado grande, y los ordeno alrededor del pescado. Dibujo en el piso un círculo con tiza en el que me acuesto boca abajo y hago la posición yoga del pez. Presenté este trabajo en bruto, sin ninguna edición.

IA: ¿Por qué hiciste Vamos al campo con palomas sangrientas(1977), otra película con performance?

CZ:Por un lado, quería hacer un homenaje al lugar en donde por primera vez vi un performance en vivo de Rolland Miller y Shirley Cameron en la plaza del Domo de Milán, frente a la catedral y al pasaje Vittorio Emmanuele. Era la primera vez que me presentaba en una plaza ante un gran público y me corría la adrenalina en las venas. Por otra parte, quería cuestionar las asociaciones que establecemos con las palomas.

IA: ¿Por qué las palomas? ¿Cuál es la base conceptual de este performance?

CZ:No sé a quién se le ocurrió la brillante idea de otorgar a las palomas el calificativo de “ave de la paz”. Pablo Picasso fue uno de los necios que abusó y popularizó el símbolo de la paloma blanca con una ramita verde en el pico como “símbolo de la paz”. Después de él, y de
ahí en adelante, son incontables los afiches, postales, carteles, emblemas, pancartas, banderas, estandartes y medallas de la paz con su palomita blanca. Craso error.
En el caso venezolano, tenemos la canción infantil “Palomita blanca”, en la que un niño le pide a una paloma de copetico azul que le lleve en sus alas a ver al niño Jesús. Esta bellísima canción es una prueba irrefutable del desacierto de escoger este animal como símbolo. Lo podemos ver en su última estrofa que dice: “me subí a una  torre a verla pasar/ como no pasaba me puse a llorar”. La malvada paloma nunca llegó a llevarse al niño en sus alas a ver al niño Dios... perra paloma. La paloma trae desaliento, frustración, desesperanza. Yo prefiero la versión Arca Noé, en la que en lugar de la paloma hay un águila real.
Las palomas en realidad son ratas inmundas con plumas, ratas que vuelan. Las esculturas de bronce, de mármol, de hierro o de aluminio de los espacios públicos –el Domo de Milán, Santa Maria Delle Grazie en Florencia, Saint Patrick en Nueva York o la Catedral de Caracas– se están volviendo literalmente polvo a causa de los miles de palomas. Éstas habitan en sus ornamentadas fachadas, hacen sus nidos, pernoctan, procrean y defecan
una sustancia que corroe hasta los metales. Incluso los monumentos de nuestros máximos héroes permanecen literalmente cagados por las plumíferas.
No asocio las palomas con la paz, sino con los policías, que son ratas emplumadas con poder. No hay algo que dé más temor que ver a un par de uniformados
que se aproximan a nosotros. La policía, que originalmente fue creada para protegernos, ha desvirtuado su razón y nos intimida. Da más miedo caer en manos de la policía que en manos de los amigos del crimen. Hay quienes los llaman: gorilas, cerdos, esbirros o ratas... yo por mi
parte los veo como palomas uniformadas, palomas malas, ratas con plumas que se escudan tras un arma de reglamento, una placa y un uniforme, para abusar de los ciudadanos.

IA: ¿Qué hacías enVamos al campo con palomas sangrientas?

CZ: Los turistas ponen maíz en sus manos para que nubes y bandadas de palomas se monten sobre ellos a comerse el maíz, y así se fotografían cubiertos de palomas. Como ellos, me acosté en el medio de la plaza, cubierto completamente de maíz, y dejé que miles o millones de palomas se posasen en mi cuerpo, hasta hacer que tanto el maíz como mi cuerpo desapareciera en sus picos y estómagos. Sin embargo, mi intención era muy diferente a la de los turistas: quería fusionar las imágenes del performanceen el Domo con imágenes de la campiña italiana, registradas en otra película en Súper 8 titulada Vamos al campo. Quería hacer un film netamente conceptual, que contrapusiese dos espacios antagónicos: la ciudad y el campo. Lo siento mucho por los ingenuos que aún creen en las tiernas palomitas blancas del cuento de hadas. A las palomas, o las eliminamos o las sacamos de las ciudades de vuelta a espacios salvajes, al campo o a la montaña. Las cucarachas, las ratas, los conejos, las hormigas, las moscas y las palomas en su hábitat no son plagas, en la ciudad sí.

IA: Entre 1978 y 1980 hiciste varios performances centrados el tema de la patria:Yo soy la patria(1978)3Señora Patria, sea usted bienvenida(1978)4; Manos y patria 1979)5; Welcome Mrs. Nation-Patriamorfosis (1980)6 ...Hablemos de Tres tiempos para la patria (1978)7
.

CZ: Tres tiempos para la patriaes un performancepensado para verse en pantalla. Las acciones son muy directas, cortas, en primer plano y frente de la cámara, sin edición. A la persona que estaba operando la cámara le dije: tú aprietas hasta que yo haga una señal. No muevas la cámara.

IA: En el primer tiempo, apareces con tres velas y tres figuras de José Gregorio Hernández. En el segundo, pintas los colores de la bandera nacional, uno a uno, en un trozo de papel que está enfrente de ti. En el tercero bebes ketchup y aparece Jesucristo. María Elena Ramos

propone que en eventos donde el tema es la patria, haces lo que Elsa Flores llama un contra-ritual: aprovechas “la estructura del rito, incluso una cierta actitud entre sacerdotal y   shamánica, para ejercer una crítica acerba a los ídolos del patriotismo y del patrioterismo, a las instituciones, a los prejuicios, y sobre todo a las injusticas que la noción de patria permite y fomenta”.8 ¿Qué injusticias permite y fomenta la noción de patria?

CZ: El problema es el nacionalismo mal llevado hacia el fanatismo, el culto a los símbolos patrios otorgándoles una fuerte carga religiosa, el enjuiciarte por el uso de los símbolos patrios y el posible castigo por lo que se considera mal uso de ellos. Terminas en la cárcel por utilizar la bandera de Venezuela como capa, por ejemplo.

IA:Pasemos a la alusión a Jesucristo en el tercer tiempo de la película. Según Ramos, en temas religiosos, utilizas el objeto religioso fetichizado: “Sabíamos que no miraba lo religioso solamente desde fuera. No era un ateo, o libre pensador, artista-conceptual que simplemente reflexiona sobre el discurso religioso, su banalización y su comercialización. Zerpa era más bien, sacrílego, en el sentido de criticar desde adentro. Era romántico y se arriesgaba. Al punto de que miembros de la comunidad y de la iglesia llegaron a enfrentársele”9  ¿Estás de
acuerdo con esa aserción? ¿Representa la asociación de botella deketchupcon la sangre de Cristo una crítica desde adentro?

CZ:Usar ketchupcomo sangre, tomarme la sangre de Cristo, beberse una botella entera de ketchup, levantar en alto un televisor y decir: “Este es el cordero que quita el pecado del mundo” es un juego para evidenciar el consumismo.



1 La Scuola Politecnica di Design se fundó en 1954. En ella se integraban la ergonomía, neurofisiología, semiótica, percepción, teorías derivadas del movimiento de Bauhaus, y psicología en el estudio del diseño de productos, artes gráficas, cine y otras artes visuales.


2 Zerpa habla de Rolland Miller y Shirley Cameron en su libroEn venadonde describe que estos artistas del performance actuaron en la plaza del Domo de Milán en 1977. Hicieron una ceremonia agrícola, sembrando semillas en surcos de pigmento azul. Para una descripción completa véase En vena: Historias y memorias en torno al Performance Art. Universidad de Los Andes. Mérida, Venezuela, 2009, p. 370.


3 Presentada en 1978 en Ce-art, Bogotá; Arte y conciencia ciclo 2, FACES, Bárbula, Venezuela. En 1979, ya como video-performance, formó parte de la Muestra de Video del Festival de Caracas, Universidad Central, Venezuela.

4 Presentada en la cancha de tenis de la Urbanización Los Sauces, Valencia.

5 Facultad de Ciencias Económicas y Sociales, Universidad de Carabobo.

6 XV Festival de Avant Garde, Nueva York.

7 Yo soy la patria y Tres tiempos para la patriase presentaron en 1979 en el Festival de Video de Caracas, en la Universidad Central.

8 “Introducción a la Obra de Carlos Zerpa”, catálogo de Cada cual con su santo propio, Sala Ocre, Caracas, 1981 (Citado en la revista Pulgar, junio 2007, p. 9).

9 Ibid. Ramos, 2007, p. 9.







lunes, mayo 06, 2013

PENSANDO EN NICOLAS



PENSANDO EN NICOLÁS
Carlos Zerpa

Que se pondrá Nicolas para dormir? Pijama? Solo interiores? Uniforme militar? Una bata goajira?

Que cena Nicolas antes de dormir? Pan tostado con paté? Una reina pepiada? Un vaso de toddy? Un plato de mondongo? Una sopita Knorr?

Ronca Nicolas? Con una tijerita se ajusta el bigote? Duerme con medias? Piensa en Sai Baba?

Nicolás todas las noches se pone una media de nylon en la cabeza para mantener liso su cabello?

Será verdad que Nicolas se va a dejar el afro, se afeitará el bigote, usará sandalias y se pondrá batolas color naranja como Sai Baba?

Aparte del himno de Cuba, se sabrá Nicolas El Padre Nuestro? El Ave María? El himno al árbol?

Se le aparecerá a media noche Chavez a Nicolás y le tocará los pies con las manos heladas?

Soñó Nicolas alguna vez con ser catire de ojos azules?

Nicolas antes de dormir llama a Diosdado para darle el besito de las buenas Noches?


Nicolas? Sigue los pasos de Evo en rechazo a la lectura? Conoce el libro gordo de Petete?

Canta Nicolas cuando se baña? Que canta?  Rancheras? Arjona?

Coooooñooo yo hablando de Nicolas y ya son las 12 de la noche, ni que fuera pana mío. A esta hora pasa el carro de Dracula y él es quien lo maneja


CHILES

 MI HUERTO DE CHILES PICOSOS





ZZ…En el arte definitivamente hay que atreverse, hay que participar de una subversión por la libertad total como dijo el querido maestro Frank Zappa…ZZ