ZZ…Continúo aun hoy en día, escuchando buen Rock and Roll y con la misma idea de cambiar el mundo…ZZ

jueves, julio 12, 2007

Una funda con toque “Apache” para mi cuchillo “Randall”


Una funda con toque “Apache” para mi cuchillo “Randall”
CZ
Difícilmente nos imaginamos a Tarzán, o a Rambo sin su cuchillo.


De hecho, pienso que un buen cuchillo, puede llegar a ser el mejor amigo que se pueda tener en la vida… y yo, cabe decir, tenía el mío, el cual me acompañaba a todas partes.

Digo tenía, porque ya no lo tengo… Ya no tengo el cuchillo pero sí conservo su funda, una buena vaina hecha a mano por Borjas, el mejor talabartero de San Fernando de Apure.
El señor José Borjas fue quien le hizo la funda a mi cuchillo, se tardó muchísimo, yo diría que se tardó más de lo normal; se tardó seis meses en hacerla, se tardó siglos en realizarla, pero el resultado fue sorprendente.

Largos flecos de cuero la adornaban, grecas bordadas en mostacillas blancas, azules y rojas le conferían un toque “Apache”, y contaba además con un repujado en bajo y alto relieve con la figura de un hombre desnudo con el pene erecto que perseguía a una gallina, la cual huía desesperada… Una belleza de funda, realizada en suela y cueros curtidos de res y de cabrito, con mechones a los lados de crin de caballo.
El día en que el señor Borjas me trajo la funda para mi cuchillo, quedé boquiabierto y, de no ser tan hombre como soy, pues casi dejaba que una lágrima se escapara de mi ojo derecho… Pero al darme cuenta, rápidamente dije cantando: “No estoy triste, no es el llanto, es el humo del cigarrillo que me hace llorar…” Aunque nadie en ese momento estaba fumando. Bueno y qué coño, casi lloro, pero no vertía mis lágrimas por la funda, si no por el cuchillo de acero que ya no tenía.
Mi cuchillo era de acero inoxidable, afilado y pulido cual espejo, con su empuñadura de blanco nácar envuelta en tiras de cuero negro y con una inscripción en su hoja que decía, “¿Yo Sí y Qué?”… Medía su afiladísima hoja 35 cms.

Era casi un machete.

Digo afiladísima hoja, pues yo mismo, con una piedra de río, lo había afilado noche tras noche, hasta hacerlo parecer una navaja de barbero y poderlo así mover en el espacio como una saeta… pudiendo cortar con él un pelo púbico en el aire. Lo tenía tan extremadamente afilado para que pudiera cortar ropa gruesa, haciendo los golpes más efectivos. Un cuchillo de doble filo para poder utilizar movimientos inversos o de vuelta y hacer los giros de 180 grados más eficientemente, cual guerrero Ninja… Bueno ese era mi mojón mental, eso era lo que yo mismo me decía cada noche al limpiarlo, pulirlo y sacarle filo, para luego guardarlo cuidadosamente envuelto, como arropado en una cobijita de gamuza gris o en una piel de conejo silvestre, porque en verdad NO tenía funda para mi cuchillo.
Un primero de enero, para comenzar el año con buen pie, le mandé a hacer su funda con el mejor talabartero de Apure. Fue una buena decisión que me costó unos buenos reales, pero el cuchillo se lo merecía, pues era mi compañero de todos los días.
Hay unos datos que considero importantes que yo les suministre, para que entiendan el meollo de esta historia:
1. En enero le mandé a hacer la funda al cuchillo.
2. El cuchillo es lo que técnicamente los entendidos llaman un “Randall”.
3. En febrero, una noche de Carnaval, justo a media noche y para hacer el relato mas tenebroso…una noche de luna llena, caminaba yo con unos palos de más por el boulevard de Sabana Grande en Caracas, cuando de pronto de la calle “Pascual Navarro” me salieron de golpe, un par de carajas disfrazadas de vampiras y que a clavarme las uñas, y que a chuparme la sangre, gritando esas coñas vestidas de negro y maquilladas cual Drácula algo como: Uuuuuuuuu, Uuuuuuuuuu, haciendo que mi corazón latiera de culillo a tres mil por hora.
4. Fue cuando mi “Randall” impregnado en miedo y adrenalina, salió a relucir rápidamente como una centella, haciendo un giro inverso, cortándole el cuello a la primera y alojándose profundamente en el pecho de la segunda, cortando en dos su corazón.
5. Vi desplomarse los cuerpos a mis pies, me quedé entonces unos segundos inmóvil presenciando los “estertores agónicos”, y me acerqué luego a uno de los cadáveres a retirar mi arma blanca, pero no pude despegar el cuchillo atorado en ese pecho, quizás porque se clavó también en la columna vertebral.
6. Así que con el mayor dolor de mi vida tuve que dejarlo clavado en esa mujer que yacía junto a la otra sobre charcos de su propia sangre.
7. No hubo despedidas, sabía que era un adiós, no volteé la cara al marchar, tan solo caminé retirándome del lugar, sabiendo que mi cuchillo había desaparecido en acción como los bravos guerreros suelen hacer y que nunca más lo volvería a ver.
8. En julio del mismo año el señor Borjas me trajo la funda para mi cuchillo, pero no le pude decir nada, no pude contarle que ya no lo tenía…
9. Como ya les dije: “un buen cuchillo, puede llegar a ser el mejor amigo que se pueda tener en la vida…” Ahora he puesto la funda bajo de mi almohada y de tan sólo verla, siento tristeza al recordar a mi compañero, TRISTEZA DE HOMBRE… CARAJO, pero tristeza al fin.

4 comentarios:

Anónimo dijo...

Yo quiero un Randall así!!!
sergio marquez

Anónimo dijo...

RANDALL MADE KNIFE CHRONICLES BOOK BY PETE HAMILTON.
THIS RANDALL KNIFE CHRONICLES BOOK IS ABOUT THE BEST BOOK ON THE MARKET FOR INFROMATION ON RANDALL KNIVES. THE BOOK HAS 160 PAGES OF GREAT READING. PACKED FULL OF PHOTOS AND HOW TO DATE KNIVES AND SHEATHS. SHOWS THE KNIFE MAKING PROCESS IN COLOR AND TALKS ABOUT EVERYTHING AND ANSWERS ALL YOUR QUESTIONS ABOUT RANDALL KNIVES. PETE HAMILTON STARTED WORKING FOR RANDALL IN 1965 ANS BECAME THE SHOP FORMAN IN 1970 AND WORKED FOR RANDALL UNTIL 2000. PETE HAS SEEN IT ALL AND REALLY KNOWS RANDALL KNIVES. THIS IS A WONDERFUL HARD COVER BOOK AND IS PRICED AT RETAIL.
THANKS.
http://www.treemanknives.com/tek9.asp?pg=products&specific=jocpjqn8

PETE HAMILTON.

Anónimo dijo...

No era un adiós, era un hasta luego.
Esa noche de carnaval, cuando te vi desaparecer por la esquina, me levanté y saque el cuchillo de mi pecho. Mi amiga estaba muerta. Desde entonces te he estado buscando para vengarme. Me cortaste el corazón en dos, eso no pude arreglarlo y ahora camino con bastón por el daño a la columna. Ten cuidado en las noches de luna llena. Puedes despertar al día siguiente y encontrar tu pene milimétricamente rebanado en dos, longitudinalmente y la funda, manchada en sangre, reposando sobre tu vientre, con el cuchillo Randall adentro.
Ahí si que vas a llorar desconsoladamente, con tristeza de castrado. Castrado pero con tu cuchillo de vuelta, para que estrenes la funda.
V.

MDTorres dijo...

CONVOCADO EL VII CONCURSO DE FOTOGRAFÍA 2007 SOBRE LA CUCHILLERÍA

El Museo Municipal de la Cuchillería ha convocado el VII Concurso de Fotografía 2007. Con las obras recibidas y seleccionadas se realizará una exposición que se anunciará oportunamente.

BASES DEL VII CONCURSO DE FOTOGRAFÍA 2007

1. Participantes: Podrán participar en el concurso todas las personas que lo deseen. Se acepta el envío de obras por colectivos, si bien estos participarán a modo individual.
2. Tema: La cuchillería en todos sus aspectos, entendiendo por tales, la imagen, fabricación o uso de cuchillos, navajas, dagas, puñales, tijeras, oficios, etc.…
3. Obras: Se admitirá un máximo de 5 obras por participante.
4. Formato: El tamaño de las fotografías será de 30x40 cm. como máximo y como mínimo de 18x24 cm. Montadas sobre soporte rígido blanco de 40x50 cm. y cuyo grosor no exceda de 1,5 mm.
5. Identificación: Las fotografías presentadas irán acompañadas de dos sobres. En su exterior llevarán un lema identificativo, el mismo que en el dorso de las fotografías presentadas. En uno de los sobres, cerrado, se presentarán los datos de la persona o colectivo: nombre, domicilio, teléfono y fotocopia del DNI en caso de persona individual. El otro sobre, abierto, contendrá el título de la obra u obras, lugar donde se realizaron las fotografías, datos técnicos de las mismas y detalles que considere el autor de interés.
6. Presentación: Las fotografías se presentarán en horario de apertura, o se enviarán al Museo Municipal de la Cuchillería, Plaza de la Catedral, s/n, 02001 Albacete.
Horario: mañanas de martes a domingo de 10-14 horas y tardes de martes a sábado de 17.30-20 horas.
7. Plazo: El plazo de admisión de obras comenzará el 18 de septiembre de 2007 y concluirá a las 14 horas del día 25 del mismo mes.
8. Premios: Se establecen los siguientes premios:
Primer premio colección, 1200 €
Seis accésit a fotos individuales, 250 €
9. Jurado: Estará compuesto por un representante del Museo Municipal de la Cuchillería de Albacete, que actuará como secretario, y tres personas del mundo de la fotografía.
10. Fallo: Se hará público dentro de las dos semanas siguientes a la finalización del plazo de admisión y personalmente a la premiada. La decisión del jurado será inapelable, y los premios no podrán quedar desiertos.
11. Derechos: Todas las fotografías premiadas y accésit pasarán a ser propiedad del Museo Municipal de la Cuchillería de Albacete, que podrá hacer uso de ellas, citando siempre el nombre del autor.
12. Exposición: Con las obras seleccionadas, se celebrará una exposición que se anunciará con suficiente antelación.
13. Devolución de obras: Las obras recibidas por agencia, correo o personalmente serán devueltas a sus autores, individual o colectivamente según haya sido el envío, estableciéndose un plazo de un mes para la recogida o envío de las mismas a partir de la clausura de la exposición.
14. Toda obra que no cumpla los requisitos quedará automáticamente fuera de concurso.
15. El hecho de participar supone la total aceptación de las bases.
16. Este concurso está patrocinado por la Confederación Española de Fotografía, por lo que se rige por sus normativas, y es puntuable para la obtención de las distinciones de Artista y Maestro de la CEF.

ZZ…En el arte definitivamente hay que atreverse, hay que participar de una subversión por la libertad total como dijo el querido maestro Frank Zappa…ZZ