ZZ…Continúo aun hoy en día, escuchando buen Rock and Roll y con la misma idea de cambiar el mundo…ZZ

domingo, abril 15, 2007

Historia de gatos un domingo por la mañana.


Historia de gatos un domingo por la mañana.
C Z

He visto a un gato gris que venia calle abajo caminando hacia mi casa y de pronto ¡Pufffff!!! Se prendió en llamas como una verdadera antorcha, una llamarada intensa y violenta que ha dejado del gato tan solo un montón de cenizas. Hecho que en verdad me llenó de asombro.Como todos los domingos en la mañana, Iba a emprender mi típico y rutinario caminar matutino, aún con las llaves de la puerta en mi mano y después de presenciar tan fantasmagórico suceso, doy unos pasos fuera de casa y es cuando veo el cuerpo de un segundo gato que amaneció muerto y abombado junto a la reja del garaje de mi vivienda, me pareció que vino desde lejos justamente a morirse aquí en mi puerta, este gato no tenia en su cuerpo muestras de maltrato físico, la poca sangre que tenía, era de un hilo rojo que brotaba por su nariz y por su boca entreabierta… ¿hemorragia interna?
Este era un gato blanco, al estar abombado y a punto de explotar hacia que su apariencia fuese la de un animal mucho más grande, tan grande y fuerte que parecía más bien un perro… Lo levanté a duras penas por la cola y lo metí en una bolsa grande extrafuerte para la basura, de esas de color negro, de pronto me di cuenta que de su boca comenzaba a salir humo, como si fuese un dragón… Anudé rápidamente el extremo y llevé el pesado cadáver al otro extremo de la calle… Al poner la pesada bolsa en el piso justo sobre la grama, de pronto ¡Pufffff!!! Se prendió también en llamas, una llamarada intensa y violenta dejando de la bolsa y del gato tan solo un montón de cenizas.Fue justo en ese momento, cuando descubrí sobre la grama el cuerpo de un tercer gato en idénticas condiciones, un gato con rayas como de tigre pero de color gris y negro… Grande, gigantesco, abombado, a punto también de explotar. Sabiendo de antemano lo que le iba a ocurrir, me retiré rápidamente del lugar y a los pocos segundos ¡Pufffff!!! También explotó en llamas, una llamarada intensa y violenta dejando de dicho gato, tan solo un montón de cenizas.
Al alzar la vista veo a un cuarto gato, muy pero muy grande que viene bajando la calle en dirección a mi casa, es un gato azabache, tan grande que parece una pantera negra, su cuerpo viene tambaleándose y ya casi no lo sostienen sus patas, es muy gordo… Un hilo de sangre se asoma por su nariz… de su entreabierta boca comienza a salir humo.
Me refugio en mi casa, cierro la puerta con llave, pongo en la hornilla la greca para hacer café, me pongo a mirar el techo.
He tomado la determinación, que este domingo no saldré a caminar.

1 comentario:

MDTorres dijo...

Me copio éste también. Ahora el dibujo!! y no me vayas a hacer un dibujo de la greca!

ZZ…En el arte definitivamente hay que atreverse, hay que participar de una subversión por la libertad total como dijo el querido maestro Frank Zappa…ZZ