ZZ…Continúo aun hoy en día, escuchando buen Rock and Roll y con la misma idea de cambiar el mundo…ZZ

miércoles, abril 25, 2007

Miedo de mi propia sombra.


Miedo de mi propia sombra.
Siempre mis amigos se han preguntado,
¿Como es posible que le tengas miedo a tú propia sombra…?

¿Y como no tenerle miedo?
Ella de hecho me sigue todo el día a donde voy.
Haga lo que haga siempre ella está detrás de mí.
Algunas veces anda delante de mí y al precederme me indica a donde ir
Si me muevo ella también lo hace,
No importa la velocidad que imprima, ella siempre anda pegada a mis pies.
¿Cómo sabe mi sombra lo que voy a hacer?
Recuerdo la historia de Peter Pan, en donde su sombra viviente se le escapaba y luego el tenía que encontrarla para cosérsela a sus zapatos…
Yo por el contrario, más bien estaría feliz de que se fuera
Y ser un hombre libre… sin sombra.
Se que los boxeadores practican sus golpes peleando con su propia sombra.
Yo a la mía de verdad si pudiera le diera un par de buenos coñazos.
Pero en verdad y en mi caso, lo que más me aterra es el pensar,
¿A donde va mi sombra a media noche cuando la luz está apagada en mi recamara?
¿Se queda allí haciéndose la invisible jugando al camuflaje?
¿Me observa mi sombra mientras duermo placidamente?
Solo de pensar en eso me espeluzco.
Lo que pasa es que para mí, la sombra es:
Oscuridad,
Mácula,
Tinieblas,
Tacha,
Lobreguez,
Espantajo,
Noche,
Pantagruélico,
Crepúsculo,
Sospecha,
Negrura,
Fantasma,
Nube gris.
Vi una vez un experimento en donde al proyectar sobre uno, tres haces de luz, uno amarillo, uno cyan y otro magenta, la sombra en vez de ser negra se hacía blanca.
De esta sombra si que quiero.
Conozco unos mantos fabricados por la IBM que capturan las sombras y estoy a punto de conseguir uno de esos.

Mis amigos piensan, que yo pienso mucho, en este pensamiento y que ya es una obsesión.
Pero les diré un secreto…
Esto es justo lo que la sombra quiere que yo piense acerca de ella.

3 comentarios:

Anónimo dijo...

tenemos un ménage à trois.
tu, tu sombra y yo...que maravilla.

MDTorres dijo...

Mi querido amigo, si quieres ser un hombre libre, no puedes deshacerte de tu sombra ni caerle a coñazos. Debes más bien invitarla a tomar un tequila contigo, fumarte un porro con ella, darle un abrazo e invitarla a convivir contigo sin que tenga que estar escondida por miedo a que la mates. Debes ser su mejor amigo.
Es la única manera, pues si la tratas mal, regresará arrecha y te halará hacia el infierno en vida.
No lo digo yo, lo dijo Jung.

sergiomarquez dijo...

Zerpa, ¿te has dado cuenta que la única forma de escapar por un rato de la sombra es acostarse en un chinchorro? En la cama tu sombra te posée desde abajo, en el chinchorro se escurre y se licúa con el tejido. Por eso la sombra odia los chinchorros y el mediodía. Estoy de acuerdo con MD: un tequila puede ayudar.

ZZ…En el arte definitivamente hay que atreverse, hay que participar de una subversión por la libertad total como dijo el querido maestro Frank Zappa…ZZ