ZZ…Continúo aun hoy en día, escuchando buen Rock and Roll y con la misma idea de cambiar el mundo…ZZ

lunes, mayo 28, 2007

Reflexionando acerca del saber o del no saber…

Reflexionando acerca del saber o del no saber…
Mientras me tomo un vaso de té helado con limón.
CZ
Nuestros bisabuelos leían el periódico, nuestros abuelos escuchaban la radio, nuestros padres ven la televisión…
Nosotros navegamos a diario en Internet, pero también continuamos leyendo el periódico y las revistas, seguimos escuchando la radio y vemos la televisión por cable… Los tiempos han evolucionado, la sed de información, la sed del saber crece día a día, uno aprende mucho del pasado, y es participe del presente, que a final de cuentas es lo único real que existe, aunque no se pueda medir, ya que el presente es ese “pequeño-gran” instante entre el segundo que ha pasado y el segundo por venir… Un instante sin duración.
Pero el futuro es la gran incógnita, uno lo desea con toda el alma, haciendo planes para cuando llegue, aun sabiendo que en verdad no existe, por más optimista que seamos, el futuro NO existe.
Buda decía que si uno quería conocer el pasado, solo tenia que mirar el presente porque era su resultado, y si uno quería conocer el futuro, solo tenia que mirar el presente que es la causa de ese futuro…Buda hablaba en realidad del PRESENTE.
A la gente la hace mediocre el no saber y a uno lo hace miserable y limitado el saber, de hecho cuando uno sabe de algo, al instante se da cuenta que en verdad no sabe nada de nada, digamos que cuando "sabes" algo, ya nada necesitas…

La pregunta entonces seria ¿Saber o no saber qué cosa? Y la respuesta indudable es la misma para los dos extremos: “la ignorancia es NO saber que No se sabe y el saber es saber que en verdad se sabe”…
Confucio decía que “Saber lo que sabe y lo que no sabe, es la característica del que sabe”.
Lo importante que hay que conocer, “es el verdadero sentido de la vida” y cada uno es quién decide luego, qué es lo importante para cada quien.
Frank Zappa pensaba que la información no era el conocimiento, que el conocimiento no era el saber y que el saber no era la verdad… él opinaba que cuanto más uno supiera, las cosas serían más difíciles, porque cuando uno descubría más cosas, más desagradable le parecería a uno todo.
Mi amigo Mario Cubillos opina con respecto a lo “del saber o del no saber”, que hay que recordar el capítulo de los Simpsons en el cual Homero descubre que su falta de inteligencia se debe a unas Crayolas que tenía metidas en la nariz y que le llegaban a la masa encefálica, después de sacárselas toma conciencia que es más triste vivir conociendo y sabiendo como son las cosas, así que decide, (y que buena decisión), colocarse de nuevo las Crayolas en la nariz...
El conocimiento NO nos hace felices, al contrario, nos causa angustias porque nos demuestra lo limitado que somos, pero No por esto es necesario ser un infeliz para dejar de ser un mediocre… (Grrrrrr, esto parece un Khoan Budista).

En cambio, el saber te da alegría y te hace madurar, despertar, realizarte, ser libre, independiente, autónomo.Lo bueno del saber es que en verdad nos aporta todo, digamos que nos abre una puerta en nuestra visión, para NO estudiar más y nos da la bella ilusión acerca de todo lo que hacemos por la vida, y en la vida.
Creo que SI merece la pena el saber y que definitivamente, merece la pena jugar a no ser uno un mediocre, he allí parte de la sabiduría…
Hay una máxima samurai que dice: “Saber y actuar son uno y lo mismo”.Es bueno recordar que el ser inteligente o alcanzar la iluminación, lo hace a uno entender que somos un “Ser Feliz”.
Tenemos que esforzarnos entonces por ser felices y por vivir a plenitud la vida, hay que aspirar a la verdad tal cual como la verdad del que muere de sed y que aspira el sorbo de agua que lo ha de salvar, así lo dice un antiguo y sabio proverbio Zen.

10 comentarios:

Anónimo dijo...

La iluminación le regala a uno un estado de contentura y de CRISOLEDAD, por que somos felices y no lo sabemos, pero con la iluminación lo recordamos: dejamos de lado la amargura del erudito y todo lo tomamos con soda, retornando siempre a Ithaca, en todo momento poniendo el Ser por delante, en cada acción y pensamiento: ¿Para que sirve, en cuanto a mi Ser, eso que hago? ¿En que me ayuda, en el Ser, eso que hago? ¿Necesita acaso mi Ser, eso que yo necesito? Y así en adelante… El iluminado es un chistoso, un Sócrates total, un Heraclito ácido y amoroso, hay que buscar a Heráclito, es fantástico…
Tal cual como decía el maestro Gurdieff: "Hay que llegar a Philadelphia" (En griego " Amor (Filia) de Hermanos (Adelphos) "Saber es saber todo y no saber todo es no saber… Para saber, antes, hay que saber mucho y luego, hay que saber poco". El saber es saber, como el mar es mar hasta la orilla. . .
Daniel Medvedov

Anónimo dijo...

Vacía la cabeza y llena el estómago… Tao te king
Guillermo Uria

Anónimo dijo...

Carlos que bien saber de ti, y mas aún saber que las eternas preguntas sobre nuestra existencia y el tiempo real que vivimos, sean motivo de reflexiones presentes; lo que a veces creo es saber cual será la respuesta, si es que existe. Cuidate mucho en San Felipe te recordamos gratamente, esperamos tu regreso,
Laure Martinez

Anónimo dijo...

Querido y respetado Carlos, que bueno es leerte en ese estupendo tono de reflexión.
Te abrazo brother,
Luis

Anónimo dijo...

Conocer es agregar cada día una cosa que no conocía y Saber es quitarme de encima, cada día, una cosa que sabía, juntos, estos verbos son el Ser,
Aquél que todo sabe y nada conoce,
En la Vía . . .
Para ti,
Daniel Medvedov

Anónimo dijo...

Buen articulo!
El peo es que apenas "sabes" algo empiezas a actuar desde tu saber y se te va la experiencia fresca de las manos. Mejor es estar siempre descubriendo que siempre sabiendo. Que ladilla la gente que siempre tiene la razón
Te amo papá
Yohami

Anónimo dijo...

TE AMO YOHAMI..ERES UN GENIO Y ADEMAS BELLO....

Anónimo dijo...

Lo siento Zerpa pero tu hijo YOHAMY me gusta mas...

MDTorres dijo...

Hoy sé un poquito más que ayer pero menos que mañana. Qué bueno que todavía me queda mucho por aprender y que todavía me sigo asombrando ante todo lo que veo.
Un beso isleño, querido compañero de viaje de aprendizaje.
Aquí en la isla he aprendido una cantidad en muy poco tiempo.
Ya te contaré-

Anónimo dijo...

Hay que recordar el capítulo de los Simpsons en el cual Homero descubre que su falta de inteligencia se debe a unas Crayolas que tenía metidas en la nariz y que le llegaban a la masa encefálica, después de sacárselas toma conciencia que es más triste vivir conociendo y sabiendo como son las cosas, así que decide, (y que buena decisión), colocarse de nuevo las Crayolas en la nariz...
Mario Cubillos

ZZ…En el arte definitivamente hay que atreverse, hay que participar de una subversión por la libertad total como dijo el querido maestro Frank Zappa…ZZ