ZZ…Continúo aun hoy en día, escuchando buen Rock and Roll y con la misma idea de cambiar el mundo…ZZ

sábado, febrero 10, 2007

Paul Blanca, la Fotografía, el Boxeo Tailandés y la Danza


Paul Blanca, la Fotografía, el Boxeo Tailandés y la Danza

Pasó de la Fotografía al MUAI THAI y del Boxeo Tailandés a la Danza solo por una de esas casualidades sorprendentes de la vida… Todo sucedió en una fiesta a la que fue invitado hace varios años.
Paúl Blanca es un reconocido artista, boxeador, experto en el arte marcial tailandés llamado Muai Thai, bailarín y fotógrafo al cual por encima de la técnica y de la anécdota, lo que le interesa es solo crear imágenes verdaderamente FUERTES.
Autor que hace de su vida y de su cuerpo su propia obra es quizás el más comprometido entre los fotógrafos performancistas: la sangre de sus fotografías esta fluyendo mientras se dispara la cámara y es la suya propia.
Otras veces Introduce el cañón de su pistola o un cuchillo en la vagìna de su novia y toma la fotografía.
Bueno va la historia,
Blanca llegó impecablemente trajeado a la fiesta en donde se reunían las mas importantes personalidades del momento, miro a su alrededor mientras aceptaba una copa de champán, miro a su entorno y comprobó que se encontraba rodeado del jet set, pero algo no le cuadraba en esa recepción, pues no había en donde sentarse y el único objeto tridimensional estaba situado justo en el medio de la sala y todos los invitados estaban alrededor de ese objeto y esto era porque en esa gran sala estaba expuesto en medio del gran salón y sobre un pedestal de mármol, un antiquísimo y valiosísimo jarrón de porcelana, un jarrón de cerámica azul Chino de la dinastía Ming, justo en el medio de la sala estaba expuesto y todos los invitados estaban alrededor de ese jarrón Chino, que el anfitrión y dueño del Loft acababa de comprar en una subasta de la casa Sotheby´s; Paúl Blanca se dio cuenta entonces que el verdadero objetivo de esa fiesta no era otro, sino para que todos los invitados admiraran el estupendo jarrón y le sacaran brillo a la vanidad del dueño… el salón estaba atiborrado de gente, el presumido dueño del jarrón de la dinastía Ming parecía un pavor real ufanándose de su adquisición; Paúl Blanca se dirigió entonces hacia el jarrón Chino con paso firme, se planto delante de el adquirió una postura marcial como si fuese a realizar un kata, todos os ojos de los espectadores estaban entonces posados en él y ¡shhhh! Hizo un ademán de golpearlo con un fortísimo golpe con el puño, claro que su puño cerrado pasó a menos de medio centímetro del frágil jarrón de porcelana, el cual quedo intacto y ni siquiera se tambaleo… seguidamente lanzó entonces una patada en giro ¡shhhhhhhhh! una “round around the house”, esa patada circular famosa del Tae Kon Do, una patada contundente con su pie derecho la cual pasó también a menos de medio centímetro del jarrón Chino… se hizo entonces un gran silencio, un rotundo silencio en la sala y la gente quedo en estado de shock, el dueño del jarrón se desmayó y cayó al suelo pálido, una señora entrada en años tan solo murmuró ¡oh¡ un famoso corógrafo de danza contemporánea que estaba en esa fiesta quedo encantado con ese espectáculo, se le acerco a Blanca y le propuso que se convirtiera en bailarín solista de su compañía para su próximo trabajo, fue así como actuó en Paris, Ámsterdam y Berlín durante los próximos dos años de su vida y paso de fotógrafo a boxeador y luego a bailarín en poco tiempo; Blanca afirma que pudo integrarse si problemas al mundo de la danza, porque todas estas disciplinas son en si lo mismo todas son “ENERGIA”.
Paúl Blanca se acerca al micrófono del auditórium pausadamente y en un tono suave le dice al publico que esta ahí para escucharlo: He boxeado mucho y aun lo sigo haciendo, porque soy una persona con mucha adrenalina la cual puede pasar de cero a cien en tan solo pocos segundos, en el MUAI THAI los rounds duran muy poco y uno tiene que ponerlo todo en menos de tres minutos, es increíblemente excitante y no tiene que ver nada con el dolor, uno no siente nada mientras estas boxeando, en todo caso sientes todo después, en el boxeo Tailandés uno se da por entero en cada combate.
Lo que a Paúl Blanca le interesa de la fotografía es el concepto, el lo elabora en su mente, prepara la situación y luego hace la foto, una foto que es energía pura que fluye de la modelo al fotógrafo a través de la cámara y que a su vez es devuelta por el fotógrafo a la modelo.
Hay una fotografía de Blanca que a mi siempre me ha llamado la atención, se trata de una realizada por el fotógrafo en blanco y negro, en que el cañón largo de un revolver cual pene, se mete en la vagìna de una mujer desnuda que está acostada, solo se ve la mano de quien empuña el revolver, los pelos púbicos, el cañón que penetra a la mujer y parte del cuerpo desnudo que reposa sobre una cama de sabanas blancas… es una imagen contundente, es muy erótica y a la vez terriblemente sadomasoquista.
La fotografía puede ser algo muy erótico (nos dice Blanca) al principio cuando empecé a fotografiar bellas chicas siempre me topaba con un dilema ¿Qué hacer? ¿Fotografiarlas o follármelas? Si me las follaba la magia se perdía y la foto ya no me interesaba; por eso es que ahora ya no hago el amor con mis modelos… tras una sesión de fotografía todas las mujeres que posan para mi quedan exhaustas, por eso con toda la energía que yo tengo al final tengo que canalizarla, ya no pienso entonces en follármelas sino mas bien en irme a boxear, en irme a realizar un buen combate pleno de Muai Thai…

A golpear y a ser golpeado.

1 comentario:

snow dijo...

Y donde está ahora Paul.
Hace mucho tiempo que no se de el , la última vez estaba fatál y he estado tiempo temiendome lo peor.
Sabes algo ?

ZZ…En el arte definitivamente hay que atreverse, hay que participar de una subversión por la libertad total como dijo el querido maestro Frank Zappa…ZZ